domingo, 11 de diciembre de 2011

Yo habría dimitido



             Me llamaron de ayer para hoy. “¿Tienes algo que hacer mañana?”, la típica pregunta tonta.  “¡Pues sí!, comer fabes y emborracharme con los amigotes; puede que ver el partido del Sporting fumando un habano…”
            Cuando me dijeron que era para charlar con las Juventudes Socialistas me puse serio inmediatamente, esto ya son palabras mayores; acepté encantado, cambié todos los planes y preparé la intervención como un examen trimestral. Aunque no sé si habrán hecho bien en invitarme, porque les iba a  hablar un tonto.
            De mi capacidad intelectual, y la de todos los asturianos, duda una diputada de Foro, el invento de partido del Sr. Álvarez Cascos; porque no hemos votado adecuadamente, o sea, a ellos. Idiotas ha llamado el Sr. González Pons, portavoz nacional del PP, a todos aquellos susceptibles de votar PSOE. Un tonto que cree que está bien que España ayude con veinticinco millones al prójimo, en contra de la opinión de Dña. Salomé Prego-Villaverde, insolidaria dirigente de Nuevas Generaciones, vivero del partido conservador. Porque para crisis, crisis, lo que se dice crisis, la de Somalia, guapina, y no este atragantón nuestro.
            Estos ejemplos de excesos en las redes sociales podrían llenar páginas; algunos periodistas los cuentan como divertidas anécdotas, pero realmente detrás de ellos hay bastante desconocimiento de la comunicación y una espectacular dosis de prepotencia y de falta de respeto a la ciudadanía.
            El curso de los jóvenes socialistas que yo debía abrir trataba precisamente de nuevas tecnologías y comunicación. Es evidente que se deben dominar las herramientas, en un campo en el que se transforman cada día; es necesario manejar las técnicas de comunicación, que, desafortunadamente no traemos aprendidas de la escuela; pero todas estas habilidades, ¿para transmitir qué?
            Después del varapalo de las Elecciones Municipales de mayo José Blanco, portavoz del gobierno, decía que el PSOE no se había sabido explicar. No estoy de acuerdo, yo creo que la derrota se debió, precisamente, a que los electores entendimos perfectamente el mensaje: un año antes se había cambiado radicalmente el programa aceptando el de la derecha, por tanto ya no había razones para mantener el voto.
            La señora Salgado, ministra de Economía, regresó el 10 de mayo de 2010 de una reunión en Europa, se plantó ante las cámaras y, sin llorar, como anteayer hizo la italiana, sino con gesto decidido, dio el primer paso a un camino de reformas que eran exactamente el reverso de la política defendida por su partido hasta la noche anterior. El cuerpo electoral lo tuvo claro: no es eso para lo que en su día os elegimos.
            Se dijo que había que hacer recortes presupuestarios, reducir el déficit, para que los empréstitos no le costaran tanto al Estado. Se bajaron los sueldos a los funcionarios, se modificaron las pensiones, se redujeron drásticamente las inversiones y se bajó el gasto corriente a costa de los servicios públicos. ¿Resultados?, la deuda pública es casi el doble de cara; la banca española tiene problemas de liquidez, empresas y particulares no pueden acceder al crédito.
            Se dijo que había que reformar el mercado laboral. Normalmente esto siempre significa bajar salarios (“contener” en su lenguaje), recurrir al despido libre (“abaratar el coste de la extinción del contrato”) y cargarse la negociación colectiva (“reorientar los acuerdos a la realidad de cada empresa”). ¿Resultados?, ha aumentado el desempleo, los trabajadores no se atreven ni a quedarse de baja por enfermedad y la Seguridad Social se asoma al déficit por primera vez en doce años.
            O sea, falladas dos de dos, ¡suspenso! Esa es exactamente la nota recogida, de nuevo, por el gobierno en las Elecciones Generales del 20 de noviembre. Porque, aunque lo crean los dirigentes conservadores, la gente no es tonta; en el aniversario de la muerte de Franco no han resucitado sus ideas, los datos electorales son bien claros: No ha ganado el PP, ha perdido el PSOE.
            Ha perdido el partido del gobierno más de cuatro millones de votos con respecto a 2008 y ha conseguido el poco glorioso récord de obtener el peor resultado desde 1977. Con solamente 110 diputados ha regalado a la derecha una holgada mayoría absoluta que le permitirá transitar con tranquilidad por una larga avenida de derribos. Sin embargo el principal partido de la oposición solamente ha crecido en quinientos cincuenta mil votantes; evidentemente el electorado quería verse libre del equipo de Zapatero, pero no da saltos de alegría ante el programa mudo de Rajoy.
            Programa mudo. Durante toda la campaña electoral el líder de la derecha se ha limitado de decir que “haría lo que tuviera que hacer”, ejemplo de claridad programática. Esa indefinición y la experiencia de unos pocos meses de su partido en los gobiernos autonómicos han sido suficientes para consolidar la desconfianza; es curioso que, pese a ser el PP el partido más votado, su jefe de filas suspenda en las encuestas de valoración ciudadana.
            ¿A dónde han ido a parar los votos socialistas? La gente no se quedó en su casa, es claro; una alta abstención electoral habría sido la disculpa perfecta para que se justificara el fino analista Blanco, sin embargo el 72% de participación es solamente dos puntos inferior a marzo 2008, día soleado, contra los nubarrones amenazadores de 2011. Los cuatro millones de votos que dejó el PSOE se han repartido: una pequeña parte al PP, otra mayor pequeña parte a IU, que sigue sin ser alternativa de izquierdas clara, y el resto se ha fragmentado según regiones; en algunos casos ha beneficiado a partidos locales, en otros ha alimentado formaciones exóticas, como UPyD.
¡Y sigue sin haber dimisiones! Una actitud de la cúpula socialista que no puedo calificar si no es en presencia de mi abogado; por pensar alguna explicación se me ocurre escribir que el gobierno también cree que somos tontos, que ellos han hecho lo correcto y que no sabemos votar. Yo, en el puesto de Zapatero, habría dimitido. Pero no ahora, sino en mayo 2010, cuando Merkozy quiso imponer una política contra mi programa, contra mis convicciones y contra los intereses de los trabajadores.

jueves, 24 de noviembre de 2011

La Muerte, la puñetera

Había previsto para el martes coger todos los datos electorales y pasarme la mañana haciendo álgebra, pensar luego en por dónde hay que tirar. Pero a primera hora llegó la noticia: la Muerte, la vieja puta, la que se cuela en las casas sin ser invitada, la que nos espera escondida en los cruces de la vida, la que jode a deshora, volvía a presentarse.
La Muerte, la indeseable compañera de toda la vida...Se ha llevado a Josín. Treinta y cuatro gozosos años. Un infarto. Los que usan tanto el corazón suelen gastarlo antes que el resto.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Regreso a Cuturrasu

Estaré otra vez en la mesa electoral. Volveré a observar a la ciudadanía con calma, efectuando el noble ejercicio de escoger a quienes dirigirán el país. Volveré a mirar la ciudad de Langreo desde lo alto, tomaré unas botellas de sidra con las amistades, criticaremos al gobierno, al clero y al gordo que puso un bar y lo arruinó por autoconsumo.
La jornada electoral es apacible aquí, sólo recuerdo en estos años un pequeño incidente, protagonizado por un presidente de mesa algo pasado de copas. Los representantes de los partidos se tratan con familiaridad y cortesía; suelen venir los candidatos locales, amplia sonrisa, grácil postura, a estrechar la mano a los componentes de la mesa.
Centro Social de Cuturrasu
El colegio electoral se ubica en el Centro Social, que es el viejo edificio de la escuela remodelado. Enfrente está el bar, en la pequeña plaza se suceden saludos, abrazos y tertulias. Si hace buen tiempo vienen las familias completas, niños incluídos, a expresarse como buenos ciudadanos. Un auténtico día de fiesta.
Fiesta. Este mes de septiembre se ha recuperado la tradicional del pueblo, bajo la advocación, (desconozco el motivo de este patronazgo, lo contaré aquí si me entero), de Santa Apolonia.  Durante años fue ejemplo en Asturies; toda la población colaboraba en la recaudación de fondos, de manera que un presupuesto grande permitía traer artistas de renombre nacional. Cuando llegaban se sorprendían de actuar en una aldea; incluso hubo un grupo que amagó con negarse a cantar en tan poco conocida localidad, con un nombre dificil de pronunciar en castellano; fueron "convencidos" con argumentos como puños. El conjunto ya no existe, Cuturrasu goza de buena salud.
Hecatombe de Santa Apolonia

La aldea sufrió unos años de abandono, cuando en Langreo empezaron a cerrarse siderurgia y minería, pero poco a poco se han vuelto a rehabilitar las casas, normalmente mediante las habilidades de los propietarios, trabajando en ellas los fines de semana; con la jubilación han vuelto a vivir donde nacieron.
Volveré a mirar la ciudad de Langreo desde lo alto

Mañana domingo pasaré la jornada electoral en Cuturrasu; estoy contento de repetir y creo que lo haré cada vez que quieran contar conmigo. Disfruto y aprendo. El martes posiblemente escriba sobre los resultados. Dicen las encuestas y los finos analistas políticos que ganará el Partido Popular por mayoría absoluta; se alegrará de ello el Señor Arzobispo de Oviedo.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

La prensa regional me copia

Me copian sin pagar derechos de autor ni nada. Hace exactamente una semana publicaba, bajo el título "Por qué no he visto el debate", la siguiente frase:
Llegó el lobo capitalista, sopló la casita de paja y se comió al pobre cerdito socialdemócrata.   El diario La Nueva España publica hoy una viñeta que ilustra esa visión del problema:
De momento no pienso hacer reclamación alguna, al contrario, contento de servir a los medios de comunicación locales, una forma de contribuir al crecimiento del Producto Interior Bruto, tan estancado en estos revueltos tiempos.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Palabras desde Atenas. Words from Atenas

Dicen los griegos que Papandreu habla mejor inglés que griego. Giorgos Papandreu, primer ministro, hijo de Papandreu, que fue primer ministro, nieto de Papandreu, primer ministro anteriormente, ha presentado su dimisión, después de levantar una gran polvareda amenazando con tratar las reformas en referéndum. Cuando llegó al poder fue muy bien recibido por la Bolsa, por su formación en universidades y escuelas de negocio yanquis. Agradecen ahora que no esté en el nuevo gobierno de coalición, pactado bajo la vigilancia de la jefatura del estado, como tampoco estará su rival histórico, Kostantinos Karamanlis, antiguo primer ministro con Nueva Democracia, que hizo trampas con las cuentas; hijo de Karamanlis, primer ministro, nieto de Karamanlis, primer ministro.
Mercado de Atenas
Grecia vive sus peores años desde que fueron derribados los coroneles y con ellos la monarquía que los mantuvo. Precisamente en unos días se conmemora aquel 17 de noviembre de 1973 en que los estudiantes de la Politécnica cimentaron el principio del fin de la Dictadura. Su sangre les costó.
Todavía unos años después, si visitabas Grecia era común oír: “Españoles…reina Sofía…primos”, y no sabías si te estaban hablando de una relación familiar por mantener aquí a la hermana de Pablo, monarca depuesto, o nos tomaban por inocentes; los luchadores veteranos sacaban pecho: “Nosotros hemos echado a los coroneles, vosotros no habéis podido con Franco”; ellos habían despedido al rey, nosotros habíamos encajado un príncipe.
La situación actual vuelve a tener un cierto paralelismo: las élites financieras hacen dimitir a Papandreu, su gestor hasta ahora, al igual que se han cargado el gobierno socialista portugués, a Zapatero y, ayer mismo, al payaso de Berlusconi. Y a todo esto la ciudadanía a verlas venir.
Antes de hablar sobre el cómo unas líneas sobre los quiénes. El nuevo primer ministro, Lukas Papadimos tiene un fuerte olor a provisional, vertebrará un “pacto de estado”, negociado por el presidente de la República y asentado sobre un trípode: Evangelos Venizelos. Pasok (socialdemócratas), el gobernante que da lugar a bromas fáciles sobre su peso físico y el político. Estaba tranquilamente en el parlamento europeo cuando fue llamado por Papandreu para hacerse cargo de las finanzas; sigue en la misma cartera, además de ser vicepresidente. Stavros Dimas. Nueva Democracia (derecha histórica). Ligado a la banca griega, fue comisario de Medio Ambiente en Europa; Ministerio de Exteriores. Makis Voridis. Laos (fascistas), partido que no había  tocado poder desde el derribo de los coroneles, Infraestructuras y Transporte.
En la elaboración del nuevo gobierno no se ha tenido en cuenta la opinión de la población, que en su día había dado una amplia mayoría al Pasok. Es la señal de los tiempos. Las páginas económicas de El País el domingo anterior titulaban en portada “El incendiario. Papandreu ha puesto en peligro a toda la zona euro”, porque había osado comentar que iba a preguntar a la población acerca de las reformas exigidas ; en la misma línea el presidente del Consejo de Europa, Herman van Rompuy, en otra situación similar, acaba de manifestar “Lo que Italia necesita son reformas, no elecciones”.
Kiosko de El Pireo
¡Faltaría más!, no se puede andar consultando a la gente lo que quiere, porque no tiene ni puñetera idea de la que se trae entre manos. “No hay ningún español tan idiota de votar al PSOE”, González Pons, inteligentísimo portavoz del PP.
“Está claro que la gravedad del momento y el peligro inminente de una catástrofe de imprevisibles consecuencias ha recomendado no dar la voz al pueblo, Hermann Tertsch, elegantísimo columnista de ABC. Se alegraba de que los tecnócratas tomaran “las riendas en Atenas y Roma para imponer una política en ningún momento refrendada por los votantes. Y que nada tiene que ver con los programas y postulados de los partidos en el Parlamento”; no puedo reprimirme destacarlo en negrita, considera el hombre que “con mucha razón”. Una colaboración suficientemente clarificadora, y menos mal que están los listos para salvarnos porque “…dada la angustia y la desesperación, pero también la ira y la demagogia, los griegos podrían hoy…” votar cualquier tontería.
El arte del periodismo exige saber titular, ¿cómo encabeza el artículo este santo varón, luz y guía de la moderna Ciencia Política, néctar de filósofos, ejemplo de fino pensamiento democrático?, anótese en los manuales de Facultad de Ciencias de la Comunicación: “Estado de Excepción”. ¡Gracias maestro!
Aún a riesgo de alargarme en exceso para el tamaño habitual de estas líneas, no puedo terminar sin hacer referencia al correo que me envía el amigo Boni Ortiz desde Gijón: “… un vídeo de Pedro Olalla González de la Vega (Oviedo, España, 1966). Escritor, helenista, filólogo, profesor, traductor y fotógrafo, campos en los que desarrolla su actividad profesional en colaboración con editoriales, universidades e instituciones culturales de diversos países del mundo. Desde hace veintiséis años, mantiene una intensa relación con Grecia, país en el que se inició en el helenismo y en el que, en 1994, fijó su residencia para dedicarse a la investigación, la creación y la didáctica. Pedro Ollala nos manda un comentario y una clara explicación sobre la DEUDA GRIEGA que no sólo nos atañe por razones de Solidaridad, también porque seremos los siguientes... http://www.youtube.com/embed/jX7Kqb21b44

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Por qué no he visto el debate

No he contado para las estadísticas. No he sido uno de los cientos de miles de españoles que ha visto competir ante las cámaras de la televisión a los señores Rubalcaba y Rajoy. Para tranquilidad de todos debo señalar que tampoco vi el gol de Iniesta en la final del Campeonato del Mundo de Fútbol; soy mal espectador, enseguida se me ocurren cosas y quiero intervenir en el espectáculo, por eso es mejor que me quede en la sidrería, con los amigotes, o me vaya al cine.
No he visto el debate porque suponía que me iba a decepcionar. Rubalcaba ha sido hasta anteayer vicepresidente de un gobierno que ha regalado frustración a sus propios votantes; el día 9 de mayo del año anterior acudió su ministra de Economía a una reunión en Europa y el día 10 amaneció con una política contrapuesta a la que había defendido toda la legislatura; ¿va a contarnos ahora algo nuevo?. Rajoy tiene tan escondido su programa que ni siquiera él mismo se lo sabe; para su desgracia su partido gobierna ahora comunidades autónomas y ayuntamientos y ya han asomado el plumero: de momento recortes radicales en los servicios públicos de Sanidad, Educación y Transporte, enseguida en Género, Cultura y todas las fiestas populares,¡al tiempo!; de cobrar impuestos a las grandes fortunas no quieren ni oir hablar.
No he visto el debate porque no estaban todas las opciones. Les guste o no, PSOE y PP no son las únicas fuerzas políticas del país y no pueden manejar las leyes electorales a su conveniencia; su desfachatez ha llegado hasta el extremo de cambiar en diez minutos la Constitución, -construída en su día con esfuerzo, largamente negociada para conseguir el mayor consenso-, para adaptarla  a las exigencias de las fuerzas financieras internacionales.
Nos gusten o no, existen otras alternativas, incluyendo a las personas indignadas del 15M; el ordenamiento jurídico debe facilitar que oigamos todas las voces, no solamente las de los dos partidos mayoritarios. Por higiene. Es necesario abrir las ventanas de las instituciones, hay un mal olor generalizado.
No he visto el debate porque no pueden ofrecer soluciones. "Es la Economía, estúpidos", una de las frases más usadas por los sabios columnistas en estos tiempos, aunque no va el asunto más allá de la mera cita. Veamos: Rajoy también fue vicepresidente, en un gobierno que basó todo el crecimiento del Producto Interior Bruto en la construcción y en el consumo interno, alentados por el crédito fácil e irresponsable. El partido de Rubalcaba criticó, sabiamente, esta política desde la oposición, pero una vez en el poder se dejó llevar por la comodidad del superávit y fue indolente en el cambio de las estructuras. Llegó el lobo capitalista, sopló la casita de paja y se comió al pobre cerdito socialdemócrata. Desafortunadamente para nosotros, PSOE y PP son al día de hoy, en materia de política económica, cara y cruz (¡menuda cruz!) de la misma moneda.
No nos queda más remedio que ser radicales. No podemos andarnos por las ramas, hay que ir a la raíz del problema. Pretenden que no veamos el bosque de las maniobras financieras, oculto tras las ramas del bienestar general de Europa por oposición a su extrarradio; sin embargo el dinero público se usa para apuntalar los negocios bancarios y se hurta a los trabajadores, únicos que pagan impuestos regularmente, mermando empleos, salarios, pensiones y derechos. Es menester que las decisiones vuelvan a ser fruto de la actividad ciudadana y no de las camarillas bursátiles.
Para mayor complicación la solución no puede ser nacional; quiere nuestra desgracia que hayan desaparecido, justo cuando más falta hacían, las internacionales, políticas y sindicales, cuando los dueños de dólares y euros están perfectamente organizados. Largo, tortuoso camino, pero hay que andarlo, nos va el futuro en ello.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Milagros deportivos

Acabo de regresar de La Habana. Me costará varios días digerir todo lo visto, oído, tocado y olido; iré escribiendo sobre ello. Sin embargo hay un tema que me llamó poderosamente la atención; como no aparece en la prensa española regular hago un apunte rápido.
Han terminado este domingo los Juegos Panamericanos en Guadalajara de México, Cuba ha quedado segunda en el medallero, inmediatamente por encima de Brasil y sólo por debajo de EE.UU. Resulta sorprendente que un país de once millones de habitantes, que no nada en la abundancia como se sabe, sea capaz de obtener tan espectacular resultado, por delante de potencias demográficas y económicas como los Estados Unidos de América del Norte, Brasil, Canadá o Argentina, por citar algunas. Es evidente que hay algo de planificación y trabajo serio detrás de todo esto, los milagros ya no abundan en el superprofesionalizado mundo del deporte.
He visto muy pocas instalaciones deportivas; en dos colegios de educación primaria niños y niñas salían al parque para la clase de Educación Física. Pude observar prácticas de baloncesto, de atletismo, de gimnasia y de fútbol con balón de basket mal hinchado, en todas había dos rasgos comunes: los enseñantes apenas intervenían, los alumnos conocían bien los rudimentos técnicos.
En el día del regreso el Aeropuerto José Martí se llenó de repente de la alegría, regalada a todos los pacientes viajeros, de las jugadoras de la Selección Femenina Juvenil de Balonmano; iban a competir, vía Moscú, a uno de esos países con nombre terminado en "-están" y que no acierto a ubicar en los mapas. Su sonrisa puede con todos los bloqueos, incluso los de su propio entrenador, un negro malencarado que no soporta que las chicas se relacionen con extraños; desde esta página un pequeño homenaje a las que ven la vida en positivo.
Por cierto, hablando del Bloqueo, que eso sí se publicó en España, votación en la ONU exigiendo que desaparezca tamaña salvajada inhumana: Cuba, 186- USA, 2. (El segundo voto es el de Israel, que hace lo propio en Gaza).

viernes, 21 de octubre de 2011

A ver si ésta es la buena

"ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada" . Cito literalmente su comunicado. Posiblemente habrá que seguir escribiendo sobre el tema porque "el camino tampoco será fácil", pero de momento alegrémonos con la noticia, compartamos la esperanza de que "el respeto a la voluntad popular prevalezca sobre la imposición".
¡Zorionak, Euskal Herria!
Para que la felicidad sea completa espero que en las próximas semanas nos hagan llegar la noticia de la reapertura de Chillida Leku; éste sí que es un monumento a la paz.

lunes, 10 de octubre de 2011

Un primo lejano de Ulises

Suelo llevar conmigo la Odisea. Tengo un ejemplar de una edición barata, anotado, escrito, subrayado, que sería perfecto si tuviera un mapa. Fue éste un viaje desde la mar cantábrica al Océano Atlántico y a la mar mediterránea; entre islas, primero Tenerife, para ver a Laura, que ha luchado como una campeona contra el cáncer y desde su blog nos enseñó a todos. Luego a Mallorca, para celebrar cumpleaños en familia.
Laura está muy bien y ya entiendo sus secretos: el primero Jimena, una payasa de dos años que puede mover planetas, y luego el entorno familiar que lidera Loly, la madreabuela que puede con casi todo. Besos.
Grandes mareas y la amenaza de erupción en El Hierro parecían bromas de Poseidón y Hefesto para dar ambiente al libro que me acompañaba. Se completó la gracia en el vuelo de salto entre archipiélagos; los dioses, en la figura humana de pilotos de Air Europa en huelga, organizaron un curioso periplo Los Rodeos-Sevilla-Palma. Al final ganamos tres horas en Mallorca.
La familia, que me mima inmoderadamente, me obsequió, entre otras cosas, con un viaje en globo por el Plá y una tarde de navegación a vela por la Bahía.
Público variopinto para los aerostatos; seis idiomas, parejas, parejitas, ancianos en bodas de oro, niños y un puñado de buen humor matutino.
"Al mostrarse la Aurora temprana de dedos de rosa" desplegamos las velas y "Eolo, recogidos todos los vientos en el odre, solamente el Céfiro dejó, ayudando a mi gente y a mi flota en la ruta" El globo se desplaza lentamente, a una altura que permite disfrutar de los detalles; si el piloto conoce su oficio, como era el caso, es una experiencia muy recomendable.
La tarde siguiente tocaba navegar. Aquí ya se vio que los amigos de Ulises no son bienquistos por "el Viejo del Mar de azulada melena",  que se queja al padre de los dioses de su benevolencia con el héroe.No una tormenta sino dos, a babor y a estribor, acompañaron en el paseo a tres intrépidos ciudadanos sobre un frágil esquife de siete metros. "Ya perdida a los lejos la isla, ninguna otra tierra parecía a nuestros ojos, mas sólo las aguas y el cielo, cuando Zeus el Cronión vino a alzar una nube sombría sobre el combo bajel: todo el mar ennegreció bajo ella".
Efectivamente, mar, tierra y nubes se tiñen de negro intenso; a derecha e izquierda de la ruta los rayos dan referencias fugaces,las olas rompen contra la proa, saltan sobre los pasajeros, los sobrepasan y la sal se queda sobre la piel como escamas. No es de extrañar que los marinos hagan sacrificios a dioses, cristos y vírgenes.
Empapados y alegres fuimos recibidos en el puerto por la inquieta mujer del Capitán Garfio que "en sus altas instancias sin probar ni manjar ni bebida pensaba consigo..." Él, aunque más experto, se arrodilló y besó la tierra firme. David y yo debemos unos muslos de vacuno, asados en su grasa, a Poseidón.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Unos días de vacaciones

Tres semanas para detener un poco el tiempo; en octubre estaremos de vuelta. Saludos en general.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Hay otros 11-S

La mar cantábrica en toda su majestad. La alineación de los planetas genera mareas fuertes, el viento del norte festonea de espuma blanca las olas y una resaca seria te arrastra al menor descuido...Desde el restaurante de la última planta del World Trade Center también se veía la mar; se divisa hasta Canadá, bromeábamos, porque una vez más nos tocó comer salmón canadiense, pescado en altura.
Como todo el mundo, recuerdo lo que hacía cuando recibí la noticia, no se me olvida la tarde de televisor y me ha quedado en la retina del alma la imagen de los que se arrojaron por la ventana, cambiando una muerte horrible por otra espantosa.
Siempre me parecieron pocas las víctimas reconocidas, máxime cuando uno piensa en aquellos ascensores llenos de cientos de personas, subiendo y bajando a velocidad de metro. Habrá desaparecidos no reclamados por distintas causas, una de ellas que eran ilegales en el país; su familia sufrirá ahora doble pobreza y triple pena.
El centro del Imperio sufrió en sus carnes lo que en un siglo había estado haciendo pasar a otros, el terror a una violencia sin sentido, la venganza sobreponiéndose a la justicia.
Hay otros 11-S, como el que tuvieron que sufrir los chilenos de Augusto Pinochet, brazo armado de la embajada USA, para que el capitalismo se asegurase un mejor control sobre el cobre.
No es conveniente olvidar a los trabajadores que cayeron en New York, pero desde 1973, cada mañana del once de septiembre, escribo en mi diario: Remember Chile.

jueves, 1 de septiembre de 2011

¡Qué vergüenza!

Ya se regresa a la actividad normal. Debería haber escrito sobre un tal Ratzinger, antiguo militante de la juventudes nazis que ahora trabaja en Roma, de Papa, que anduvo de visita por Madrid pero su espectáculo tuvo poco éxito televisivo, solamente el 14% de cuota de pantalla. Debería haber escrito sobre la reforma acelerada de la Constitución, que podíamos aprovecharla, por ejemplo, para que el cargo de Jefe de Estado fuera designado por elección y no por cuna.
Hay más cosas en la lista de espera del escritorio, pero he preferido dedicarme a otros menesteres durante estas semanas, que han sido en Asturies de otoño apacible más que de verano, para desgracia de turistas y propietarios de chiringuitos de playa.
Empiezo septiembre con mal sabor de boca: En Buñol la gente se entretiene malgastando la comida, lanzándose tomates a la cara con gran algarabía; ciento veinte toneladas de alimentos destruídas por pura diversión. En Logroño un individuo ahoga a una niña de diez meses para vengarse de una discusión con la madre.
¡Qué vergüenza de especie, la humana!

lunes, 8 de agosto de 2011

Escribe un tonto

En España no cabe un tonto más: regalamos 25 millones de euros para África. ¡A nosotros no nos regalan nada para paliar nuestras necesidades! Estas líneas están publicadas en Twitter por quien dice llamarse Salomé Prego-Villaverde y ser responsable de la política universitaria en Asturies de Nuevas Generaciones (para quién lo lea fuera de España, las juventudes del partido de la derecha que espera gobernar este país desde el día 21 de noviembre)
En este momento escribe un tonto. Estoy absolutamente a favor de que se envíe con urgencia ayuda humanitaria a Somalia. Creo, con el Padre Ángel (¡vaya expresión que me acaba de salir!, no confundirse: no creo como el padre Ángel). Decía que creo, con el Padre Ángel, que si es necesario hacerla llegar por la fuerza, escoltada para que no la robe la guerrilla, habrá que hacerlo.
La estudiante Prego-Villaverde debería saber que el reparto de la pobreza no es una maldición divina, sino injusticia social. África se muere de hambre porque Europa, USA, y ahora China, se llevan sus riquezas con mínimas inversiones; les basta con tener pequeños clanes de dictadores corruptos, que les salen baratos si se comparan con los beneficios obtenidos. Nuestros teléfonos de bolsillo, el gas de las calefacciones, el combustible de nuestro monstruoso parque móvil, por ejemplo, están en deuda con la población africana. Les quitamos los medios de crecer industrialmente y los equipamos con armas, para que se entretengan liquidándose entre sí.
Ante la lógica avalancha de críticas manifiesta la dirigente juvenil su dificultad de expresarse en 140 caracteres. ¡Peor me lo pones!, poco te aprovecha la carrera de Derecho, que no pagas a su coste real, por cierto, sino con los impuestos de todos. En cualquier caso tienes mala suerte, se te ha entendido perfectamente, máxime si se leen otras líneas: el consejo de refrescarse con Moët Chandon (35’25 € la botella) y la alegría por la visita del Papa a Madrid. Mira: refréscate con tinto de verano y el señor este que viste con faldas que os dé la bendición por internet, los millones de ahorro pueden salvar vidas humanas.
Otra sugerencia: hacer un inventario de todas las celebraciones donde dilapidamos euros de manera insultante. Me ponen particularmente nervioso los millones que se queman, literalmente, en las Fallas; las manifestaciones donde los cosecheros tiran patatas, frutas o leche, y esas fiestas absurdas en las que se desperdician alimentos. Arrojarse vino, agua, tomates, por pura diversión, es pecado de lesa humanidad.

En la misma página donde leo la gracieta de la irresponsable universitaria sale un anuncio a cuatro columnas del VI Festival AéreoGijón. O sea, una demostración de tres horas en la que unos militares juegan con sus avioncitos sobre las cabezas de cientos de miles de personas, un desperdicio de miles de euros y un riesgo para la seguridad pública.
Más de 29.000 niños muertos en Somalia en apenas tres meses…De igual modo, desde enero, al menos 300.000 personas han abandonado el país huyendo de la sequía y los enfrentamientos armados” Esto lo escribe un periódico poco sospechoso de ser revolucionario, ABC, que adjunta los números de cuenta de Manos Unidas y Unicef para enviar donativos. Dicen los técnicos de la FAO que hay alimentos para dos veces la actual población mundial, lo que falta es distribución; donde cantan datos sobran palabras, ahorremos en entretenimientos absurdos, caros, y repartamos mejor la riqueza.

miércoles, 27 de julio de 2011

El Señor Embajador no responde


                                                                                                                                     השגריר אינו מגיב

27 de tamuz (julio) del año de 5771 (2011)                                 תמוז 27, 5771Han pasado ya diez días desde la carta, enviada por correo electrónico a la embajada; posiblemente el hombre esté de vacaciones, pendiente de nuevo destino y, por consiguiente, quiere desconectar de los problemas cotidianos. En cualquier caso ha recibido noticias de mi protesta a través de una persona que firma “Marta L.S., gabinete del embajador” y que tuvo a bien acusar recibo de mi nota, lo que le agradezco sinceramente.

Desde entonces he podido repasar los datos acerca de prejuicios. Por ejemplo: en el actual Estado de Israel hay una cierta tensión entre los “ashkenazis”  y los “sefardíes”. Los primeros provienen de la Europa Central, en general de familias acomodadas y con prestigio social, intelectual y económico; cuando empezaron a retornar a Palestina a principios del siglo pasado fueron, bastantes de ellos, kibutzzim, porque traían ideas socialistas. Los sefaradim eran más humildes y, por ello, están un paso atrás en la escala social, aunque el Presidente se apellide Péres. Si subrayo que, además, hay importantes colonias de judíos magrebíes, somalíes y etíopes nos salta a la vista una pregunta, ¿por qué no se ven mandatarios de piel oscura? Habida cuenta de que suceden estas cosas entre compatriotas, herederos del Rey David, de la Expulsión, de la Shoah, militantes del Pueblo Elegido, ¿qué no pasará con los gentiles?

Alcalá, Calle Mayor
He viajado, por otra parte, a Alcalá de Henares este fin de semana. Como no se le oculta al ágrafo señor embajador han trabajado en esta ciudad, codo con codo literalmente, traductores semíticos y latinos durante la Edad Media y el Renacimiento. Había, por si no lo sabe, tres barrios perfectamente configurados, con habitantes de cada una de las Gentes del Libro y en ningún momento se alzaron muros o puertas que los separaran.

Claro que el Sr. Schutz habla de hoy, de los prejuicios del año 5771 desde la Creación del Mundo. Sólo puedo mostrar una foto: Calle Mayor, no se ha borrado la huella judía, sino que se subraya con placas públicas en las que se explica como la actividad comercial era ejercida por la comunidad hebrea en el eje más importante de la calzada hacia Zaragoza. No he visto ninguna rota o pintada por “el odio y el antisemitismo”. Las personas que actuaron de guías en ningún momento mostraron animadversión al pasado judío de la ciudad, antes al contrario, valoraron la aportación de sus habilidades comerciales o sus saberes científicos, que en la nueva Castilla eran judíos los médicos sabios.

Y anda por aquí la huella de Benito Arias Montano, poco conocido en general, pero que merece nuestra atención como estudioso de mil saberes; debería ser recordado  aunque sólo fuera por su aportación a la Biblioteca del Escorial a las órdenes de Felipe II. Sabio para despreciar oropeles y retirarse, para nuestra envidia, a la Sierra de Aracena, a leer y pensar.

En cualquier caso saquemos en limpio la parte de verdad que tienen las diplomáticas acusaciones: es cierto que nuestro lenguaje usa términos inapropiados que traslucen un mundo de prejuicios, como decir “una judiada” por una mala jugada, o “sucio como un gitano” como si no hubiera payos a los que oliera el sobaco, “engañar como a un chino” cuando ya son la segunda economía del mundo, o esta frase genial, de dos puntos y aparte:

Era Yago Lamela atleta de éxito, saltador de marca mundial; una cadena de televisión entrevista a su entrenador, un tal Azpeitia, que aparece en su trabajo diario de enseñante de Educación Física en un colegio de básica. Para intentar convencer a sus alumnos de que se ejerciten con garra les dice “¡es que saltáis como nenitas!” Quizá no sea preciso recordar que estamos ante una clase mixta.

Cuando estoy corrigiendo estas líneas me llega una mala noticia: Hamas ha ejecutado a dos palestinos “por colaboracionistas”. Ya la anoto yo antes de que el señor embajador me la arroje, y además afirmo que ninguna bandera justifica la muerte de seres humanos. La pena de muerte es un mal innecesario, injusto, y, lo que es peor, absolutamente irreparable.

lunes, 18 de julio de 2011

Carta al embajador hebreo

   



Don Raphael Schutz se despide faltándonos al respeto.

Estimado amigo:                                                                                   חבר יקר     
Museo Judío de Atenas

Espero que me permita usar esta expresión, común en España, aunque no nos conozcamos de nada; me autoriza a ello, en parte, el hecho de que Vd. representa a un pueblo bien considerado por mí. Se va Vd. del cargo dejándonos un recado: “Estos días en los que finalizo en mi puesto y regreso a Israel son también días de reflexión personal y de resumen de una etapa...fueron épocas poco agradables en la Embajada y para los diplomáticos. También el hecho de haber vivido en carne propia parte del odio y del antisemitismo que existen en la sociedad española es algo que me llevo conmigo”.
Explicaba ya su sentimiento en otros escritos anteriores: “El desconocimiento personal del judío hizo que proliferaran los estereotipos. Se puede deducir hasta qué punto estos están enraizados por el hecho de que hasta hoy día expresiones como "hacer judiadas" son comunes y corrientes en el discurso español (de hecho su acepción aparece incluso en los diccionarios), así como por los elementos manifiestamente antijudíos en las procesiones religiosas de Andalucía y de otros lugares. Es más, muchos españoles de mi generación, nacidos en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, me han confesado que siendo niños, cuando no se portaban bien, sus padres les regañaban habitualmente con expresiones como "no te portes como un judío", "escupir es de judíos", etcétera”.


Posiblemente algunas personas se habrán sentido ofendidas por estas líneas. No es mi caso, ya sabe Vd. lo que  dice el viejo refrán castellano: “no ofende quien quiere, sino quien puede”; sí me ha molestado, porque su pueblo no merece tener un representante con tal estrechez de miras y, sobre todo, tan poco diplomático, lo que no deja de ser una mala broma, dado su cargo.

En 1986, cuando se reanudaron las relaciones diplomáticas, tuve la ocasión de conocer Israel. Antes ya había descubierto su cultura, gracias a la riquísima tradición sefardita, después he seguido estudiándola con mayor atención. Eran años difíciles, acababan de devaluar la moneda, no abundaba el petróleo, todos conocíamos los asesinatos de Chabra y Shatila…Recuerdo con nitidez el mercado de Hebrón tomado militarmente, el registro para entrar en el Muro Occidental (las mujeres se quedan fuera, por cierto) y la preocupación en el hotel porque nos pasamos una tarde en las tiendas de la zona árabe de Jerusalén (los estereotipos: creían que habíamos sido secuestrados). Tampoco se me olvida que fuimos tratados muy bien por todo el mundo; repito: todo el mundo.

Es cierto que hacía falta dorar la píldora a los turistas; cuando nosotros salíamos desde Madrid andaba el Sr. Reagan bombardeando Libia, y el Sr. Gadafi, que hoy vuelve a estar de moda, había lanzado,  exactamente esa misma madrugada, sus aviones contra Lampedusa. La azafata nos preguntó si era un viaje de negocios, cuando le respondimos que eran vacaciones exclamó “¡vaya gustos!”

Pues sí, es un gusto conocer su cultura, la admiración como Pueblo del Libro, por ende leído, su capacidad para sobrevivir en condiciones adversas, su solidaridad de raza, su ingenio científico, sus pensadores. Y la maravilla de la lengua sefardí, la gracia de sus canciones:

Ladino, lingua de mi chikez

Su siyo ke yevo en mi

Me abrasa asta vejez

Kon todos de serka

Y leshos de mi

 Y la emoción con que me contaban aquellas historias de las familias toledanas que conservaban las llaves de sus casas y el milagro de que una llegó a abrir la puerta, ¡quinientos años después!

Dicen los entendidos en la conducta humana que hay tres formas de representar a  una persona: cómo se ve ella misma, cómo la ven los demás y cómo es realmente. No se confunda, puede que ya viniera predispuesto a sentirse ofendido.

Habla Vd. de prejuicios. Pues claro, pero no sólo con los judíos, sino también con los gitanos, con los rumanos, con los moros, con los negros… Y entre españoles, querido embajador, que hay catalanes que se quejan de los andaluces y madrileños a quienes no gustan los vascos, ¿o no se ha enterado? La estupidez humana, expresada en términos matemáticos, tiende a infinito.

Su pueblo ha sufrido mucho, por eso hay una corriente de simpatía generalizada; la Shoah es una vergüenza para el género humano, la expulsión de Sefarad una injusticia, los progroms rusos una crueldad. Pero eso no le da patente de corso, y nunca este término se aplicó con tanta propiedad, para hacer algo parecido con los palestinos. Y como somos amigos yo se lo digo a los ciudadanos hebreos, porque es signo de amistad corregir los defectos del prójimo.

Podría eternizarme escribiendo, la verdad es que no esperaba una carta de despedida de estas características, pero en fin, cada uno es dueño de sus actos y conoce sus obligaciones profesionales. Para terminar quiero usar textos de su/nuestra querida tradición, en homenaje a personas hebreas con quienes los españoles estamos en deuda.

Sefer ha Zohar, Moisés de León, siglo XIII, “Por todo el país, alrededor del mar de Galilea, el maestro Simeón ben Yohai, se paseaba con sus  discípulos. Algunas veces eran doce, otras tal vez diez…Todos le escuchaban atentamente, y el maestro dijo: “He aquí que yo veo las luces al otro lado de la cortina”

Vea Vd. más allá de la cortina, que tiene capacidad para ello, y vuelva a escribir en otro tono. Recuerde que Moisés de León también escribió sobre el camino al Paraíso, subiendo cielo a cielo, hasta siete, “Y levanté mis ojos de la oscuridad a la luz. Y llegué al Sexto Palacio, el cuál es el palacio de la Misericordia

¡¡¡Shalom!!!    
 Asturies, 17 de julio de 2011                                                       17 תמוז 5771



                                        
                  

miércoles, 13 de julio de 2011

Matemáticas para la pareja

Llevo varias semanas de disgustos. Seis parejas se han extinguido delante de mis narices, por escisión o por defunción; y a mí en los tanatorios, virtuales o reales, me queda cara de imbécil, porque nunca sé qué decir. Me salen los tópicos, espero a que llegue alguien más avezado que me saque del apuro, me largo en cuanto puedo y luego le doy vueltas al asunto en casa.

Dicen los físicos que el mundo se explica mediante fórmulas matemáticas. Es posible que tengan razón; en parte, claro, que no hay ecuaciones ni logaritmos para toda la actividad humana. Sin embargo se puede hacer un acercamiento teórico a la evolución de una pareja.

Formulación: Llamaremos P a un conjunto de dos personas, x, y, que hacen vida afectiva común y cada una de ellas es portadora de un conjunto de valores. En mi opinión la equivalencia adecuada sería P=Σ (x+y), es decir, el conjunto "pareja" es el resultado del sumatorio de las aportaciones de cada uno de sus componentes. La pareja se debe de enfrentar como un equipo a la vida, y es bien sabido que un equipo vale más que la mera suma de sus valores individuales; en este caso uno más uno es más que dos (1+1˃2).

Existe otro modelo, es aquél en el que uno de los miembros depende del otro, la pareja que cumple el valor matemático de función. Se expresa de la siguiente manera: P= y= (f) x. Es decir, el miembro y tiene unos resultados que dependen de los valores de x; si x crece lo hace y de modo proporcional, incluso puede que de manera exponencial, con lo que, en los momentos de grandes logros, P función brilla espectacularmente sobre P sumatorio.

El arquetipo de P función es “la señora de”, la mujer que antepone a su propio desarrollo la carrera profesional o social de su marido. En este caso la desaparición del lazo afectivo o de la vida reduce el todo a la nada. Es decir, si x toma valor cero su función no tiene valor. (y= (f) x; y = (f) 0; y = 0); otro tanto sucedería si x tomara valores negativos.

P sumatorio, es decir, la pareja en la que cada cual aporta sus propios valores y los suma, es más resistente a las adversidades. Si uno de los sumandos adquiere magnitud 0 el resultado sigue teniendo contenido, soportado por el valor del otro. P = Σ (x+y); P = Σ (0+y); P = y; inclusive si x tomara valores negativos la resultante tendría un cierto margen para seguir dando valores positivos, gracias a las aportaciones de y.

En la vida hay que hacer tantos cálculos…