viernes, 27 de mayo de 2011

Bengasi, Hebrón y Sama de Langreo



Sinceramente, iba de mala gana. Charla sobre la intervención militar en Libia convocada por la Fundación Andreu Nin. ¡Con lo que está cayendo aquí y nos ponemos a hablar de moros! Pero luego razonas, hombre, que siempre estás hablando de que la solución a la crisis es internacional y eso. Y la verdad es que estuvo bien.

Pablo Enrique García,  de maestro de ceremonias, introdujo a Juan García, de Izquierda Alternativa y a Nacho González, de Los Verdes. Interesante debate en el que intervinieron Higinio García, Javier García Cellino, Paco Roza, Fernando Fernández…Y enseguida se nos echó la hora encima. Había que cerrar, que mañana es Santa Rita y los funcionarios tienen fiesta.

A mí hay cosas que me dan miedo. Se habla con facilidad pasmosa de “procesos revolucionarios”, “dinámicas revolucionarias” y expresiones similares. Desde la altura de Cuturrasu se ve un poco por encima la sociedad, eso da una cierta perspectiva, pero cosas que están pasando tan lejos, que conocemos a través de la prensa comercial, son difícilmente calificables. Ginio preguntaba por “la caracterización del proceso”; yo lo expreso en cristiano: esos que se están moviendo, ¿quiénes son?, ¿qué piden? A ver si resulta que, como en la Polonia en los ochenta, hay algunos que protestan porque quieren ir a misa.

Hace seis años, en Francia, a los parados de los barrios magrebíes de París les dio por empezar a quemar coches. Era ministro de Interior un tal Sarkozy. La moda se extendió a otras ciudades. El movimiento, sin más objetivo, se deshinchó tan espontáneamente como había empezado. Puede que para algunos fuera un “proceso revolucionario”, pero no creo que a todas las algaradas se les deba dar ese calificativo; hay que distinguir entre revolución y gamberrismo, me parece.

Por otra parte llamar a los militares yanquis a intervenir en cualquier país es peor que meter los albañiles en casa; empiezan a tirarte paredes con la frase mágica, “si hay que sanear se sanea”, y luego no hay quien se libre de ellos.

El cinismo de lo que se ha dado en llamar Comunidad Internacional es difícil de medir. Encarga caritativos bombardeos contra Gadafi, su familia y sus amigos para ayudar a la población civil masacrada y hace gala de portentosa ceguera en otros temas. Una pregunta tonta, ahora que anda el Sr. Netanhayu discutiendo con Obama, ¿cómo van a obligar a Israel a que cumpla las resoluciones de la ONU?, que, recordemos, el estado hebreo ocupa territorios ajenos, mata civiles palestinos y los encierra en el más extenso campo de concentración de la historia.

“Occidente juega con dos barajas porque necesita tener aliados con petróleo” Oriente Medio lleva siendo mesa de juego desde principios del siglo XX. Primero las potencias coloniales, luego las revoluciones nacionales acercaron a estos países, desde Nasser fundamentalmente, pero también con Ben Bella, Hussein o el propio Gadafi, a la órbita de la Unión Soviética. Fueron los Estados Unidos, no se nos olvide, quienes alentaron los movimientos religiosos, talibanes, salafistas, qaedistas, contra los gobernantes anticolonialistas.

Juan García dice que no cree en una teoría de la conspiración, que son procesos revolucionarios en la medida que corresponden a movimientos de la población civil contra una dictadura, si bien estos procesos ni son lineales ni triunfan necesariamente, antes al contrario, suele haber más derrotas que éxitos; y necesariamente se genera violencia.

Insisto en que me resulta, digamos, sorprendente, que a la semana de endurecerse la represión los sublevados ya tenían armas semipesadas, a los diez días había mandos del ejército que cambiaban de bando y los instruían,  a las dos semanas había “encargados de negocios” franceses e ingleses en Bengasi, y estaban los insurrectos vendiendo petróleo. Muchos logros para una revolución espontánea.

En las guerras siempre nos morimos los mismos, los currantes; no suelen los generales estar en el frente. Sin duda la Comunidad Internacional dispone de otros mecanismos para evitar dictaduras, tenemos que ser más exigentes con nuestros gobiernos.

Nacho González cita la importancia del negocio de la venta de armas, con capacidad para hacer dinero con los dos bandos. Y destaca la poca capacidad de Europa para hacer frente al terrible problema de los refugiados…

Sigue el acto en las escaleras de la Casa de la Cultura, que el conserje debe de cumplir su jornada de trabajo. Estamos de acuerdo en que hay más que hablar, en que las municipales exigen otro acto y me quedo con la reflexión de última hora de Cellino: “Habría que ver si hace setenta y cinco años no tendrían que haber bombardeado en España”

miércoles, 25 de mayo de 2011

Clamoroso silencio

Todo el mundo contiene la respiración. Los amigos ni siquiera responden a mis solicitudes de opinión sobre los resultados electorales en otras provincias, es como si no quisieran tocar el cadáver. Una señora manifiesta al periodista que no ha ido a votar y ahora se arrepiente.
Llega la derecha, ¡y qué derecha! Esperanza Aguirre quejándose de que la policía no cargue contra los acampados en Sol y reclamando una reforma laboral de verdad, el Albiol en Badalona intentando echar a los gitanos, amplísimas mayorías en los corruptos feudos de Camps, Fabra y la Islas Baleares, la patronal bloqueando la negociación colectiva hasta que lleguen los suyos, la Iglesia militando como en sus mejores años…¡Y Don Francisco Álvarez Cascos! Llegan tiempos de talibanes.
El PP ganó la campaña electoral, la llevó a su terreno, en clave de competición nacional y el PSOE fue totalmente a remolque. Un gobierno en la actual situación económica se desgasta, Angela Merkel, actual patrona de Europa, está perdiendo elecciones en Alemania, pero las pérdidas del equipo de Zapatero son cuantiosas. Si no he contado mal, salvo Soria y Vigo, ha perdido votos de manera significativa en todas las capitales de provincia. La ciudadanía ha decidido que para hacer una política de derechas, y además hacerla mal, mejor contar con la propia derecha, que a lo mejor sabe.
¿Y ahora qué? Lo lógico, ante tan sonoro fracaso, es dimitir. Sin embargo unas elecciones anticipadas ahora regalarían una cómoda mayoría absoluta a un Rajoy que ha sabido mantener oculto su programa. El PSOE debe entregar la cabeza de José Blanco, prepotente responsable de una malísima campaña, y recomponer filas, mirando hacia el futuro; hacia los intereses de los asalariados, no de los banqueros.
Izquierda Unida en los balances electorales no ve más allá de sus narices. Se regodea del planchazo ajeno, se autoproclama única izquierda de verdad y abanderada de la indignación. Quienes tales cosas afirman no deben saber de aritmética: Si el PSOE ha perdido más de millón y medio de votos, si ellos han subido solamente doscientos mil, si la participación ha sido ligeramente superior, ¿dónde están los votos del descontento? No hace falta estudiar en Harvard: en la derecha.
Cualquier otro proyecto más a la izquierda ha sido laminado, salvo en el País Vasco;  los pequeños grupos que levantan banderas proletarias no son escuchados en estas campañas, tengan o no propuestas razonables nadie las oye. El Movimiento 15 de Mayo en quien jóvenes y mayores hemos depositado ilusiones se irá deshinchando, progresiva, inexorablemente; hasta ahora las grandes conquistas contra el Capitalismo han venido de la mano de estructuras organizadas, es decir, partidos y sindicatos obreros, grupos de personas actuando agrupadas en torno a un programa. Lo demás es poesía.
Me gusta la poesía. Pero también las matemáticas. Sumar es imprescindible en este momento. Hay cientos de miles de personas militando en las organizaciones de izquierda de toda la vida; si los dirigentes no corresponden con nuestra forma de ver las cosas no quiere decir que haya que destruir las herramientas, habrá que pulirlas, limpiar el óxido, para que corten y golpeen eficientemente.

martes, 24 de mayo de 2011

Lo importante es lo que hacen

(Seguimos emitiendo en período de pruebas)

Normalmente nos despistan. Solemos fijarnos en lo accesorio y no vemos lo fundamental. Recordad el debate sobre los viajes de los parlamentarios europeos, que si en primera que si en turista...Hombre, lo importante de verdad no es cómo llegan, sino lo que hacen allí.

Período de pruebas

(Estamos en periodo de pruebas)
Algunas reflexiones sobre la jornada electoral:
Durante las horas de las votaciones, en una mesa pequeña, hay tiempo de muchas cosas. El presidente se entretiene con su ordenador, se lee la prensa, se saluda a las amistades, Joaquín y Juan juegan al ajedrez. A mí me dio por analizar las listas electorales. Un aspecto estadístico curioso es la participación de candidatas.
En su momento fue muy discutida la decisión del PSOE de listas paritarias; los hechos, en su tozudez, demuestran que no era idea desaprovechable hacer justicia social con la mitad de la población. En las siguientes tablas analizamos el número de candidatas y cuantas  figuran entre los tres primeros puestos.
1.    Tabla de Elecciones Autonómicas, circunscripción central:


Partido
Candidatos
Nº mujeres
Tres primeras
Antitaurino
34
20
2
Izq.Unida
34
18
1
Los Verdes
34
16
2
PCPE
34
16
1
Alternativa Liber
34
15
1
Frente Izquierda
34
15
1
Ideas
34
15
0
PDYC
34
15
1
PP
34
15
1
PSOE
34
15
1
URAS/PAS
34
15
0
Bloque/UNA
34
14
1
Democracia N
34
14
0
FAC
34
14
1
Frente Nacional
34
14
0
UPD
34
14
1
Conceyu Abiertu
34
13
1


Sale una media de 15 mujeres por lista, que es un poco menos que la paridad, 45 %. Tres partidos no tienen mujeres entre los tres primeros puestos. El Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal tiene una importante presencia de mujeres y PCPE cumple con tal rigor que en los 28 primeros puestos se intercalan hombre y mujeres escrupulosamente. Como cabeza de lista solamente figuran en dos, Los Verdes y PP.

2.    Candidatura al Municipio de Langreo:


Partido
Candidatos
Nº mujeres
Tres primeras
PSOE
21
11
2
E Astur Republ
21
10
1
FAC
21
10
1
Frente Izq
21
10
1
Izq Unida
21
10
1
PP
21
10
2
Bloque/UNA
21
9
2
Uras/PAS
21
9
1
Conceyu A
21
9
1


Resulta una media de 10, ligeramente inferior a la paridad, 47 %. Todas llevan alguna mujer entre los tres primeros puestos y una candidatura en el nº 1, Conceyu Abiertu.

No es la gran aportación intelectual del siglo, pero animo a los votantes a que vayan haciendo estas pequeñas reflexiones en estos momentos en que todos nos preguntamos por qué.

Desde la aldea

Cuturrasu domina el valle de Langreo. Es una población pequeña, 337 personas con derecho a voto. Se ven la industria y los humos (cada vez menos), las escombreras y el cementerio de Lada. Al lado, en Veneros, nació Manuel Llaneza. Haciendo mesa en las Elecciones Municipales de 2011, que dieron lugar a un tsunami de votos, tomó forma este cuaderno. Literalmente desde la aldea hacia el mundo.