viernes, 6 de enero de 2012

Vísperas de Reyes

Los niños, en su ilusión, se piensan que de los reyes puede llegar algo bueno. Luego se impone la realidad y te das cuenta que su magia real ya ni siquiera puede proteger al yerno, aunque le ayude algo.
El Sr. Bauzá, honorable presidente balear, puede que envidioso de que el presuntísimo corrupto Matas acapare más portadas, ha vuelto a liar una de las suyas; las señoras que necesiten abortar habrán de pagar el importe a una clínica privada y luego pasar la factura. Por las apreturas económicas dice; ¡al infierno has de ir, por mentiroso!
Lo que hay realmente detrás es una oposición ideológica a la ley del aborto (Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, dice el legislador, para no asustar); las personas que deban pasar por tal trance, y dispongan de efectivo, tendrán ahora que tragarse dos serios apurones: cuando acudan a la medicina y cuando tengan que deambular de ventanilla en ventanilla con los papeles en la mano rogando la reposición del gasto. Ya me imagino las caras de los funcionarios retorcidos y los comentarios en el bar de su barrio: "¿Sabes quién abortó ayer?...Sí, hombre sí, la Pepi, la hija de la Joaquina, la que sale con el municipal; creo que él..."
Sr. Bauzá: las leyes aprobadas en Cortes obligan a todos, aunque no se esté de acuerdo con ellas, y a los cargos públicos más. Si Vd. no la comparte hable con su partido, para que tenga el valor de intentar derogarla, que es lo que le manda ese señor que viste con faldas y que es jefe de su religión. Lo demás es cobardía, agresión a mujeres con un grave problema a sus espaldas y excusas de mal pagador.
Ha amargado la Noche de Reyes a muchas personas. Y me alegro, para que se enteren de una vez que de las monarquías y sus turiferarios no puede esperarse humo santo.

lunes, 2 de enero de 2012

En el invierno hace frío

El jueves 22 de diciembre, a las 6'30 de la mañana entró el invierno climático en el hemisferio norte. Es un dato. Doce horas antes, con la investidura de Don Mariano Rajoy y la constitución de su gobierno, había empezado el invierno político en España. Es una opinión.
La perogrullada de frase con que titulo corresponde exactamente al estilo del líder del partido conservador. Inició la campaña electoral en Sevilla con un "haremos lo que tengamos que hacer", prodigio de claridad y definición programática; siguió manteniendo ocultos sus planes, en la seguridad de que los socialistas estaban ya autoderrotados, y culminó con una frase ejemplar: a pregunta de un diputado de su cuerda, aunque de diferente partido, sobre las retrasadísimas obras públicas asturianas, respondió "haré todo lo que esté en mi mano por resolver los problemas de Asturias". Ante tal grado de compromiso no hemos podido menos que respirar aliviados.
Explico para quienes leen estas líneas desde otros países que existe un estereotipo entre los españoles acerca de los gallegos; se dice que ocultan sus sentimientos hasta tal extremo que nunca sabes realmente lo que quieren, hacen u opinan. La broma asegura que si te encuentras con un gallego en una escalera no tendrás modo de saber si sube o baja. Es, en cierta medida, una histórica forma  defensiva de los aldeanos ante los abusos de los poderosos, una muestra de la inteligencia del débil.
Lo explica muy bien Matías Vallés en su columna en el Diario de Mallorca: "Rajoy tiene un alma sin ventanas. El sexto presidente de gobierno de la democracia considera que el movimiento puede alejarlo de la meta. De ahí su asombroso quietismo"
Un alma sin ventanas, para que no le vean el camerino, pero que, a la par, le impide enterarse de lo que acontece fuera; en un nuevo mito de la caverna lo conocerá de oídas. Claro que en política no valen los amagos, cuando se está en el poder hay que tomar decisiones, y el Sr. Rajoy no puede, mal que le pese, ser la excepción, de modo que ha tenido que retratarse inmediatamente, su primera orden en materia económica ha sido congelar el salario mínimo. En los tiempos que corren deberían cambiarle la denominación; "salario microscópico", propongo (queda abierto el concurso de ideas). El resto del paquete nos ha de dejar helados los bolsillos. ¡Este invierno va a hacer tanto frío...!
Dibujo publicado sin la autorización del diario La Nueva España y espero que con su comprensión