domingo, 28 de julio de 2013

9.999

 
Dos años, dos meses y dos días, desde que empezaron estas páginas; las han visitado más de once mil personas, lo que sigue siendo un misterio para un chaval del Barriolpilar. La eficacia de la Red como instrumento de comunicación es un hecho, mejor, un dogma, no precisa demostración; sin embargo me resulta sorprendente el origen de las conexiones. Veamos: el 63 % son de España, normal; el 14 % de los USA, también lógico, si tenemos en cuenta que la NSA y otros nobles institutos similares, pierden el tiempo espiando las tonterías que escribimos; ahora bien, ¿quién puede leer, desde la India, Cartes de Cuturrasu?

Hace unos días, en Palma de Mallorca, se me presentó el lector de Turquía, que ahora anda por Bolivia, un amable ciudadano con el que compartí cervezas en el Café a Tres Bandas; ya me gustaría saber cómo es la persona que se ha conectado desde Bielorrusia, justo ahora que estoy leyendo a Genghis Khan. O quien lo hace desde Australia, o desde el litoral atlántico de África.

Se demuestra que los seres humanos tenemos las mismas ansias en cualquier parte, nos preocupan las mismas cosas, independientemente del clima que nos tiñe la piel. Pasamos por esta vida sin saber mucho a cuento de qué, reímos, trabajamos, lloramos y cantamos mientras nos duren las fuerzas y nos vamos quejándonos de nuestra suerte y dejando compungidos a otros seres humanos. Sin embargo hay un sector de la especie que se empeña en amontonar bienes, desequilibrando el reparto, sin darse cuenta que, de acuerdo con lo que le decía a aquél su abuela catalana, los sudarios no tienen bolsillos; no quiero contar con esta gente entre mis amigos.

Solemos hacer referencia a los números redondos para poner ejemplos, sin embargo yo suelo mirar el segundo plano, en las fotos. El 8 de mayo, a las 10 de la mañana, se asomó a esta ventana electrónica el o la visitante número 9.999, desde Rusia. ¿Qué se le habrá perdido por aquí?, vaya Vd. a saber. Un “niño de la guerra”, de aquellos exiliados infantiles que mantuvieron el castellano contra viento y marea en la Unión Soviética, o una nieta, o un ciudadano de alguna república pobre que tiene que recurrir a servidores informáticos de la metrópoli.

A todos, a todas, -alemanes, inglesas, letones, argentinas, mejicanos, colombianas, irlandeses, chinas…-, saludos desde una aldea de Asturies, ligeramente elevada sobre el nivel del mar, que permite ver nuestro pequeño mundo con un poco de perspectiva; donde amanece media hora antes que en el resto del Valle y no suele la vista estar tapada por los humos. Donde la botella de sidra se comparte, donde es hábito visitar a los enfermos, donde te preguntan por qué no fuiste al último funeral, donde se abren las casas el día de la boda de la hija y donde te paran en la calle para preguntarte por todos y cada uno de los miembros de la familia.

miércoles, 24 de julio de 2013

Alfonso Zapico, rey proletario

Las de El Entrego son de las pocas en quiénes no ha tenido éxito la denominación eclesiástica, son las Fiestas de La Laguna; tradicionalmente se celebraban, aprovechando el estiaje del Río Nalón, en la llamarga que quedaba seca en la ribera izquierda, después del puente, donde ahora se ubica el parque que lleva el mismo nombre. Era normal que la iluminación eléctrica se rematara con una rana sobre el kiosko de la música.
Desde hace unos años la entusiasta Sociedad de Festejos y Cultura organiza demostraciones medievales y homenajea a alguna personalidad local, colocándole la corona de Aurelio, el rey astur que quiso apartarse de la corte de Cangas de Onís y se retiró a San Martín. En esta ocasión el coronado ha sido Alfonso Zapico, príncipe de dibujantes, rey de marcado carácter proletario, que comentaba en el pregón festero: “…hay reinos nada legendarios, pequeños reinos de valles angostos donde el sol se esconde en mitad de la tarde, reinos de gente sencilla para que la nobleza no es un estamento, sino una cualidad del alma. Yo pertenezco a uno de estos reinos; nací aquí y a decir verdad, he tenido mucha suerte…porque nací en una familia como otra cualquiera, una familia de la clase obrera más pura, pequeña comunidad de mesa y café, de ésas que ya casi no existen en estos tiempos”.
Camiseta para la Asociación de Parados del Nalón. 2013.
Zapico, Premio Nacional de Cómic, cartel del Salón Internacional, Asturiano del Mes, pero cuyo reino sigue siendo de este mundo:”…no hay lugar aquí para la desilusión, nuestro reino de obreros no ha perecido, no ha sido derrotado. Simplemente está cambiando para resistir. El futuro que nos espera será mejor y más justo, porque otros impulsos mueven a aquellos que los construyen.”
 




Cartel para la Fiesta del Oso Regicida 2012. Ateneo Republicano


Tiene estos días una divertida exposición en el Centro Niemeyer (¡corre que ya cierra!); una auténtica gozada, una muestra que no pertenece a un artista soberbio, a un monstruo distante, sino al que quiere pintar paredes, disfrutando como un niño con caja de colores nueva y que te invita a compartirla. Una exposición para sentarse a tomar café con el dibujante, a charlar como colegas en una terraza de Europa; así, mientras te cuenta sus lecturas, sus cosas, con aire de niño tímido, se está imaginando tu caricatura, el muy gamberro.






“Mi generación es afortunada, porque otro combustible la impulsa: la conciencia, regalo de nuestros padres y de los suyos, herencia de siglo y medio, preciado don de las sociedades transformadas por el movimiento obrero. La Lucha de Clases continúa vigente hoy, en formas más sutiles que antaño, más difíciles de advertir…la conciencia de clase, de comunidad, el espíritu solidario y la capacidad de anteponer los intereses colectivos a las pequeñas miserias inherentes a todo ser humano subyacen aún es estos valles, y también lejos de sus fronteras, porque decenas de jóvenes emigran en los últimos tiempos”. También él tuvo que buscar aire lejos de casa, en Anguleme, donde vive una parte del año, pero sigue siendo de barriada obrera; sigue siendo un chaval de Blimea.


 

martes, 16 de julio de 2013

El PSOE debe presentar una moción de censura inmediatamente.



Rajoy, Cospedal, Álvarez Cascos y otros insignes líderes del PP han vivido por encima de sus posibilidades, favorecidos con aportaciones extraordinarias de dinero opaco; y además nos han mentido, con un cinismo arrollador, negando las evidencias como niño pillado en falta. Luis Bárcenas, el tesorero caído con las manos en la masa de billetes negros, se ha cansado de que le toreen y ha decidido tirar de la manta; como era de prever tiene documentación más que de sobra acerca de todos ellos.
Las mentiras. Esa prepotencia que les hace tomar a los ciudadanos por tontos de baba; y es que, para colmo, se ponen dignos, “el Gobierno no acepta chantajes de presuntos delincuentes” ¡Pero, hombre, si el “presunto delincuente” ha tenido sueldo, despacho, secretaria, coche y chófer del  partido hasta que lo hizo público la prensa!, pero si le habéis pagado los abogados, 400.000 euracos de nada. Si el “presunto delincuente” se escribía mensajitos con el presidente del Gobierno hasta marzo; anteayer, como quien dice.
Aquella frase de “ni he recibido ni he repartido dinero negro”, pronunciada con gesto serio, en sesión de prensa ectoplasmática, tiene el mismo valor que la histórica falacia de su mentor, “créanme, las armas de destrucción masiva existen”. Bush, al menos, tuvo que reconocer ante su pueblo que usó la Gran Mentira para ir a robar el petróleo de Iraq, aunque echó la culpa a sus espías, que no se enteraron bien; este otro enorme líder mundial, ínclito Josemari, reparte, en cambio, gestos ineducados entre sus detractores.
Dobles parejas, señoras y señores; vidas paralelas. Bush/Aznar, Nixon/Rajoy. Don Richard tiene el dudoso récord de ser el único presidente norteamericano a quien se aplicó el impeachment por mentir; Mariano tiene una inmerecida mayoría absoluta y se lucra (The Economist, no hace falta saber inglés para entenderlo) de an inexplicable tolerance for corruption among Spanish voters. Por cierto, y así, de paso, no he escuchado al Ilustrísimo Señor Arzobispo de la Diócesis de Oviedo hablar al respecto; él, que irrumpió en la pasada campaña electoral llamando tramposos a los ministros de Zapatero.
Ante una situación tan grave he visto actitudes excesivamente tibias por parte del resto de partidos. El PNV dice al Presidente “que se explique”, Rubalcaba decía el domingo que el PP debía poner otro líder, y Trias, en nombre de CiU, se preguntaba si los próximos gobernantes aceptarían la “consulta soberanista”. Catalunya, que en su momento abrió puertas contra la estaca podrida de la Dictadura, pasó en algunos de sus líderes a posiciones folklóricas y, últimamente, a declaraciones que ya no pasan de ser pintorescas.
La moción de censura a este gobierno es una obligación moral. El desalojo, no ya de Rajoy, sino del PP, es una medida de estricta higiene democrática; es la necesidad en sí misma de ventilar unas instituciones que apestan. Ni se puede soportar un minuto más esta putrefacción, ni es el momento de hacer cálculos partidistas, el PSOE debe levantar con la mano izquierda la bandera de la desinfección; si Alfredo no se atreve, cosa comprensible cuando se le están cayendo los palos del sombrajo organizativo, debe ponerse a un lado y no estorbar. Moción de censura inmediatamente.
¿Para perderla? Desde luego. Para perderla en el terreno de los números; el Gobierno tiene mayoría absoluta y no se le rebelará ningún diputado, sus señorías son una colección de indignidades. Pero para ganarla en el terreno de la política, para representar lo que la ciudadanía realmente querría hacer si hoy la dejaran asomarse al Congreso: señalar con el dedo a los sinvergüenzas, ponerles de vuelta y media y enviarles al paro sin indemnización. En definitiva, una Moción de Censura con mayúsculas, para perder en la Aritmética y ganar en la Ética.

jueves, 11 de julio de 2013

El Plebiscito Ciudadano. Cuenca del Nalón.



Un lunes en Sama
¿Son muchos o pocos 4.690 votos en la Cuenca del Nalón? No se pueden valorar fácilmente en términos absolutos, puesto que es la primera vez que se da una experiencia de estas características: colectivos sociales y particulares solicitando por su propia iniciativa la opinión de la ciudadanía sobre ciertos temas de interés común; pero si hay algunos términos relativos que indican logros importantes.

Por ejemplo, la población del Valle del Nalón es, aproximadamente, el 9% de la de Asturies, en cambio los  votos recogidos en la comarca significan el 16%  del total regional. Estos parámetros hablan de la importancia del trabajo relizado, sin embargo hay otro mucho más gráfico; si hacemos la comparación con las últimas Elecciones Municipales en el término de Langreo, observamos que por las urnas plebiscitarias han pasado más votantes (3.267) que los que tuvo el Frente de la Izquierda (2.882), con los que en su momento obtuvo 2 concejales, y casi los mismos que Izquierda Unida (3825, 4 ediles). Se puede suponer que con este número de votos saldrían al menos 3 puestos en una corporación de 21, suficientes para contrapesar mayorías.

Oviedo. Rueda de prensa inicial

Presentación en Langreo
Saludo al Congreso Comarcal de UGT
 Hemos tenido dificultades técnicas. Al contrario que en otras zonas de Asturias no formaban en las filas plebiscitarias jóvenes y profesionales brillantes, sino proletariado combativo, poco avezado en lenguajes jurídicos y técnicas informáticas, de modo que se produjeron choques con dos asuntos: la redacción de las preguntas y el rigor en el control de datos. Las papeletas de voto y los folletos explicativos estaban redactados en términos un tanto complejos para el hablante común; la exigencia de procesar el nº de DNI, si bien sencilla, supuso una seria barrera para personas con poca experiencia cibernética. El entusiasmo y la imaginación sortearon todas las barreras. Para explicar las preguntas se dieron al voluntariado argumentos sencillos que sirvieron de “traducción”; la diferencia entre el recuento informático y el manual estuvo únicamente en 129 votos. Prueba superada.
Jefatura de Estado Mayor del Plebiscito
Un equipo de otra galaxia. La tarea del Plebiscito fue asumida por la Cumbre Social del Nalón, una experiencia única en los últimos tiempos; nunca desde la transición se había dado que se reunieran los principales colectivos sociales del Valle para llevar adelante, unidos en la acción, objetivos comunes. Están presentes las tres centrales sindicales mayoritarias (CC.OO., UGT y USO), la mayoría de los movimientos de mujeres, asociaciones culturales (Les Filanderes), sociales (Intervalo, inmigración), parados (Adepavan) y personas a título individual, con una forma organizativa muy sencilla: Asamblea General y Comisión Coordinadora, con cargos rigurosamente rotatorios. En diecisiete días, del  6 al 23 de junio, esta estructura fue capaz de reclutar a setenta personas registradas formalmente como voluntariado del Plebiscito, -una vez más la informática, obligatoria, fue obstáculo para inscribirse-; al final fueron más de un centenar, y se organizaron treinta y cuatro mesas en la calle.  Los equipos colocaron urnas en mercados, Centros de Salud, plazas, verbenas y en la manifestación de los parados; el trabajo solidario, la determinación y la solidaridad fueron claves en los resultados. Incluso sobraron fuerzas para echar una mano a las sorprendentemente escasas voluntarias del Caudal.
Unas líneas para agradecer específicamente la voluntad del equipo de coordinación, que se multiplicó en un generoso esfuerzo para que todo estuviera en su sitio. Un saludo a la energía de Pedro, Mariam, Mª Jesús y Feli, verdadera columna vertebral de esta tarea.
¿Quiénes y qué votaron? Cuadro de resultados por concejos.
Municipio Votantes           %      Mesas        %
Casu 40 1 1 3
Sobrescobiu 55 1 1 3
Llaviana 434 9 5 15
S M R Aurel 894 19 5 15
Langreo 3267 70 22 65
Totales 4690 100 34 100

El mayor número de votos en Langreo obedece a que concentra el 59% de la población del Valle, a la movilización simultánea de los parados y a la presencia del voluntariado en las fiestas patronales de La Felguera. Acerca de la edad de los votantes hay datos para realizar un estudio más complejo, en todo caso hemos hecho una primera aproximación de urgencia. Se ha clasificado la muestra en tres tramos, menores de 30 años, entre 30 y 55, y mayores de 55; en líneas generales los datos vienen a ser: Primer rango, en torno al 8% de votantes; los votantes entre 30 y 55 años aproximadamente la mitad (48, 51 %, según las mesas), y el tercero entre 44, 41 %. Observación inmediata: Esta actividad no ha llegado a la gente más joven. Se rejuvenecen algo los datos en el distrito langreano de La Felguera; en la mesa de La Pomar, por el tipo de barrio y porque se montó la mesa en plena fiesta, la franja de menores de 30 años llega a alcanzar el 28%.
Cuturrasu
La informática a pedales
En lo que se refiere a las respuestas no hay ninguna duda del descontento con el actual clima político y con las formas del Gobierno; prácticamente el 100 % de la población desea ser consultada antes de que se tomen decisiones de particular importancia, el interés general acerca de la Ley de Pensiones es el paradigma; la ciudadanía exige transparencia en la gestión política y mano dura con la corrupción y tiene claro que los servicios fundamentales como Sanidad, Dependencia, Justicia o Enseñanza deben ser públicos. Un capítulo aparte merece la segunda cuestión, sobre la Deuda; el hecho de que hubiera que responderla con un “No” la convirtió en pregunta-trampa, a la par que prueba de que se leían los enunciados, dio también amplios motivos de intercambios de opiniones entre voluntariado y votantes, que sacaban aquí su mejor vena irónica. Resumiendo mucho podría decirse que, ante la pregunta de si “quiere Vd. avalar o pagar la Deuda contraída por el Gobierno…”, a pie de urna  los resultados arrojaban que el 85 % decía “que la pagara su madre”, el 10 % “que la pagara su güela” y 4’75% “que la pague su p…madre”. De lo que se puede deducir que los modos del lenguaje coloquial han mejorado en la Cuenca.
¿Y todo esto quién lo paga? En estos tiempos que corren, con una total opacidad en las cuetas de algunas organizaciones, es preciso decir que esta clase de montajes cuestan dinero y que debe de salir de algún sitio. Para empezar decir que el voluntariado ha cargado con buena parte del peso, haciendo fotocopias donde se podía, pagándolas de su bolsillo, viajando con los costes a su cargo; incluso la Organización recibió el detalle de una persona (gracias Santy) que puso el coche a su entera disposición durante una semana.
Centro de Salud de Lada
Aún así el montaje de cada punto de votación exigía gastos específicos. En el primer proyecto se pensó instalar 30 mesas con un gasto de 500 €, es decir 16’66 €/mesa; finalmente se montaron 34, con un coste real de 545’67 €, 16’34 €/mesa. Esta cantidad se ha recaudado de la siguiente manera: una vez más sobre las espaldas del voluntariado, que animosamente aportó 230 €, el 42 % del gasto, el resto mediante aportaciones voluntarias de las diferentes organizaciones de la Cumbre, que oscilan entre los 25 € de las menos pudientes hasta los 100 € de las centrales sindicales. No hay subvenciones ni dineros públicos.
Ha merecido la pena. Hemos demostrado a los gobiernos locales, regionales y nacionales que es perfectamente posible, consultar  manera democrática las medidas importantes. Si quisieran... Decenas de miles de personas han visto que hay formas de opinar que van más allá de ser convocados cada cuatro años, que pueden hacer oir su voz con menos esfuerzo que salir en manifestación y que este método permite reflexionar y comentar con otros sobre la consulta.
La Cumbre Social del Nalón ha demostrado capacidad para agrupar en la unidad, en la acción ciudadana, a personas de muy diferentes sensibilidades sociales; se despide hasta septiembre, salvo que algún acontecimiento grave la convoque, para entonces ya hay un denso calendario de actividades previstas. ¡Buen verano, buena gente!


Parque Pinín: Foguera San Xuan

Ayuntamiento de Langreo

Mercado de Sama



Centro de Salud. La Felguera

Ayuntamiento. Sobrescobio

Mercado. La Felguera

Manifestación de Adepavan

Alacena en lucha

La Cumbre en la manifestación de parados
Urnas después de la manifestación

La Pomar




Espicha en Festejos de San Pedro
Fin de Fiesta.

Oviedo. Rueda de prensa final.