jueves, 25 de junio de 2015

La jefa de los piratas



“La jefa de los criminales saluda al otro bando”, dijo la señora Lagarde a modo de saludo a Varoufakis. Orgullosa. La prepotencia del director del banco, ese señor de corbata que gestiona un dinero ajeno como si fuera de su propiedad cuando le vas a pedir un préstamo para reparar las goteras de la casa. Completó la gracia pidiendo que en la próxima negociación hubiera “personas adultas en la sala”.

¿Está el FMI regido por gente adulta? Veamos, Christine Lagarde tiene problemas judiciales en Francia por un asunto de corrupción: cuando era ministra de Finanzas con Sarkozy, entregó 403 millones de ayudas públicas a Tapie, en un acto que un juez calificó de “simulacro de arbitraje”. Había sucedido en el puesto a otro francés, Dominique Strauss-Khan, que tuvo que pagar un indemnización millonaria para acallar a la camarera de un hotel USA que le acusó de agresión sexual. Más recientemente ha visto sobreseída una causa por proxenetismo; si bien no pudo negar orgías con prostitutas, dice que el chulo era otro. Esta hermanita de la caridad, a su vez, había heredado el cargo en el FMI de Don Rodrigo Rato, de cuya moralidad prefiero no hablar sin la presencia de mi abogado. Y así sucesivamente; ya me gustaría que en los despachos donde se gestiona la riqueza mundial hubiera “personas adultas”.
No tocar

Debe preocuparnos Grecia. Al igual que intentaron y repetirán en las elecciones españolas, los poderes monetarios hicieron cuanto estaba en su mano para evitar que salieran los partidos que no les gustan. (Salvo recurrir a los militares. Por ahora, y no sigo para no darles ideas). Grecia está fuertemente endeudada y temían no cobrar; necesitaban políticos de los suyos, sin querer recordar que el problema empezó porque, precisamente "los suyos", Karamanlis y compañía, mintieron con las cuentas. Hacen trampas entre ellos mismos; no quiero olvidar que Montoro, en su primer ejercicio, para intentar demostrar que cumplía con el déficit, guardó facturas en los cajones, -esa práctica que ellos denunciaron del gobierno anterior-, para contabilizarlas al inicio del año siguiente. Que no consigan quebrar el brazo heleno, aunque lo doblen algo, es importante para nuestros bolsillos.

¿Cómo se soluciona la deuda? En este momento del debate las posiciones están muy claras, la partida se juega entre los acreedores, encabezados por el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, y el gobierno de coalición que dirige Szyriza. Los primeros exigen recortar el déficit presupuestario en 15.000 millones y los segundos proponen 8.000; pero lo fundamental, siendo grande ya esta diferencia, es el cómo. Los acreedores van directamente al recorte de pensiones, como eje central, de las plantillas de funcionarios y otros gastos estatales. Grecia dice que en vez de bajar el gasto es preferible aumentar los ingresos y ofrece una batería de medidas más variadas: aumentar algunos tipos de IVA, cobrar más por el Impuesto de Sociedades y grabar con el 12% los beneficios empresariales superiores al medio millón de euros. O sea, los señoritos quieren meter la mano en el bolsillo de quienes trabajan; los políticos de izquierdas que paguen los señoritos. Es bien simple, se observa a simple vista eso que nos quieren vender de que no hay ideologías, que la lucha de clases es asunto del pasado.

Ni siquiera respetan sus mecanismos. En los sistemas legislativos de cualquier país capitalista se contempla la figura de la suspensión de pagos; es un mecanismo de emergencia para intentar evitar crisis graves. Si una empresa atraviesa una zona de turbulencias deja de pagar a sus proveedores como medida preventiva, su gestión pasa a manos judiciales y, si los datos la declaran viable, se negocian de nuevo las condiciones de pago, incluyendo los plazos y hasta una quita del nominal. Dando por hecho que una nación no es un negocio y que el gobierno griego quiere pagar, la solución más sencilla es reducir la cantidad reclamada y dar margen para generar recursos, que es la práctica habitual. No hacerlo nos lleva al principio: quieren en Atenas un  partido más dócil.

La perreta con las pensiones. En paralelo con la negociación griega sale Luis María Linde, gobernador del Banco de España, advirtiendo que el sistema actual es inviable y recomendando a todo el mundo que se haga planes de pensiones privados (Que se sepa estas declaraciones no han sido patrocinadas por el Banco de Santander). Se basa en dos factores: la baja tasa de natalidad y el aumento de la esperanza de vida. Resulta chocante que amenacen con la escasez de mano de obra productiva cuando la mitad de la juventud española no tiene empleo y cuando detienen la inmigración africana a pelotazo limpio; debe ser que quieren trabajadores dóciles y blancos. En cuanto a la esperanza de vida habrá que ver, con la cuarta parte de la población infantil en riesgo de pobreza, mal alimentada.

Las pensiones no son de los gobiernos. Son nuestro salario, generamos la bolsa con los porcentajes que nos retiran de la paga mensual; dejar nuestros dineros en manos de gobernantes irresponsables puede tener consecuencias funestas. Los fondos de pensiones europeos mantienen su liquidez con inversiones de bajo riego, en España los chicos de Rajoy han echado manos a la caja para tapar agujeros presupuestarios; en secreto, siempre que han podido. Que la madre hurgue en la hucha de la niña para comprar el pan es doloroso; que el padre hurte la del niño para comprar tabaco es menos justificable. No me fío de Montoro gestionando mi salario.

¿Piratas o corsarios? Puede que el título del artículo no sea correcto, Lagarde es, más propiamente, jefa de los corsarios. Los piratas eran héroes románticos (Que es mi barco mi tesoro/ que es mi dios la libertad /mi ley, la fuerza y el viento/ mi única patria, la mar), sencillos trabajadores autónomos que si el negocio iba mal perdían hasta la vida; los corsarios, asalariados de los reyes,  robaban bajo el pendón real, repartían beneficios con el monarca y podían terminar recibiendo el título de Sir. Esta señora igual se conforma con menos: la foto de portada es de un artículo de ABC que la señala porque luce un bolso Hermés, modelo Birkin, de 10.000 eurillos, para el que, al parecer, existe una lista de espera de cuatro años. La directora gerente del FMI, el director del Banco de España, el propio presidente del Gobierno son corsarios, lacayos de quienes de verdad poseen los dineros; les hacen los mandados, les limpian las letrinas amparados en leyes a su medida, y encima están mal pagados, comparada su soldada con la tajada del amo. No puedo creer en ningún momento que vayan a pensar en mis intereses, antes bien, me meterán la mano en el bolsillo en cuanto me descuide.



viernes, 5 de junio de 2015

Las falacias#El empleo.



Sale Mariano diciendo que junio es el mes número no sé cuanto que crece el empleo, por lo que, afirma, se trata “de algo que ya no es coyuntural, sino estructural”; una frase para dar un toque técnico. La televisión a su servicio siempre busca plantear las cosas en positivo, “casi el 8% de los contratos son fijos”. Es decir, estructuralmente la inmensísima mayoría de los contratos son eventuales, son prendas de temporada, piezas “prêt à  porter” para el empresariado.
Debemos agradecer  a la firme mano que maneja la barca española que, pues seguimos haciendo el ridículo en el ridículo festival de Eurovisión, labore lo imposible para clasificarnos por delante de los mejores de Europa en algo, verbigracia en datos de desempleo: por el momento subcampeones, detrás de Grecia; pero tranquilos, que la tenemos a tiro, un 3% de nada nos separa de ser los primeros del ranking. Y eso que aseguraba en campaña “Ya nadie pregunta por el paro”, ¡Qué falta de interés tiene la gente, la verdad, oye! ¿O es que le informan mal sus colaboradores?, porque la última encuesta del CIS, -aún cuando se publicó tres días después de las elecciones, se había hecho el trabajo de campo una semana antes-, concluye que lo que acongoja al 79’45% de la ciudadanía es el desempleo, precisamente.
Aún así, incluso mostrando nosotros tan poco interés que ni le preguntamos ni nada, nos lo cuentan, para que veamos con detalle lo bien que van las cosas, 117.985 parados menos y 213.015 afiliados a mayores a la Seguridad Social, señal inequívoca de que la economía, gracias al fino olfato reformador, medra. Los dineros desde el extranjero fluyen, en señal de confianza de los inversores internacionales y a velocidad de crucero llegaremos a la cifra de 20 millones de personas en activo. ¿De dónde sale esta mítica cifra? De la “herencia recibida”, en 2007 la administración Zapatero señaló el record de cotizantes a superar, 19.162.000.
Gobierno y empresariado hablan de que estamos en la senda del crecimiento y alertan del peligro de que los nuevos partidos lo corten. En esta política del miedo se unen el Presidente y ejemplos notables como Villar Mir, muy preocupado por la llegada de los comunistas a Madrid (sus empresas gestionan en torno a 5000 millones de euros solamente en este entorno); por casualidad una de sus agencias tiene problemas en México, por delitos de compra de favores, dice que es “una campaña de calumnias e injurias”. Javier Vega de Seoane Azpilicueta, cabeza del Círculo de Empresarios, sigue la línea de su predecesora, Mónica Oriol, la que no quería contratar mujeres en edad fértil, porque pueden quedarse embarazadas, entre otras gracias; manifiesta Don Javier que hay que acostumbrarse a no tener sueldos fijos, que hay gentes sin preparar a las que se debe pagar por debajo del Salario mínimo y que el crecimiento interesa a todos por igual…Otra letanía tramposa.
Numerosas calumnias y estereotipos funcionan según estructuras falaces. Por tanto, la capacidad de detectar una falacia es uno de los elementos que contribuyen a una vida democrática decente.  Martha C. Nussbaum.
Se repite ya desde los tiempos de Aznar (España va bien) que si la Economía marcha nos vendrá bien a todos. Veamos: los datos macroeconómicos apuntan a que hay crecimiento, los informes a los accionistas dicen que en 2014 las grandes corporaciones han ganado mucho dinero, así el Banco de Santander mejora resultado el 141%, el Sabadell el 115%, Arcelor Norte 435%, Endesa 78%, Red Eléctrica 36%, Nestlé 44%... por resumir, las empresas del índice selectivo Ibex35 el 41%.
Es muy significativo el dato que nos aporta el conjunto de empresas cotizadas en Bolsa, han ganado 32.000 millones, es decir, su resultado en 2014 ha mejorado el 64%, pese a que su facturación solamente ha crecido el 0’35%. ¿Cómo se explica esto? Bien sencillo, la bonanza es solamente para esa pequeña parte de la sociedad que posee capital. Todos los analistas coinciden en asegurar que la mejoría de la economía española se asienta sobre cuatro pilares:
  1. Los bajos tipos de interés, que permiten financiación barata.
  2. El descenso de cotización del euro con el dólar, que facilita exportaciones.
  3. El descenso del precio del petróleo, que abarata costes
  4. El aumento de la productividad, que se traduce en beneficio directamente.
Ahora bien, si no se observan grandes inversiones en las instalaciones industriales, ¿cómo es que mejora la productividad? Sencillamente porque se han aumentado las horas de trabajo y se han disminuido considerablemente los sueldos; es decir, el crecimiento recae sobre las espaldas de quienes vivimos de un salario y los réditos van a otros bolsillos, porque entre tanto se nos discute la posibilidad de un incremento en nómina del 1% los consejeros de las empresas cotizadas en Bolsa han ganado un 23% más y los altos cargos un 16%.
Primera desagradable conclusión: El hecho de que España vaya bien no se traduce en que nos vaya bien a los españoles; en este asunto unos son más iguales que otros. Segunda conclusión a razonar: La senda que lleva el crecimiento es incorrecta y nos volverá a llevar a la casilla de salida de este juego.
También  Zapatero tuvo su “herencia recibida”, de las manos de Josemari, con Rodrigo Rato de experto; era como la manzana de la Bella Durmiente, había dinero en caja para adormecer conciencias, pero basado en un crecimiento con pies de barro: La construcción y el consumo interno, alentados por créditos fáciles. Cuando estos dos pilares se hundieron se vieron las carencias del edificio.
Estamos otra vez ante las mismas: El dinero que el extinto Botín venía venir a paladas hacia España ha ido a recalar una vez más al ladrillo, comprando lotes de saldo, y a las instituciones financieras, en problemas; es decir, no tenemos nuevos sectores productivos. A mayor abundamiento, la Investigación ha visto cercenados drásticamente sus fondos. Se crece en el sector Servicios, -de 213.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social, 63% pertenecen a Hostelería, comercio y similares-, beneficiado fundamentalmente por el Turismo; pero si algún día en el Norte de África deja de haber tiros la gente volverá a Túnez o a Egipto, en detrimento de Baleares o Canarias. La realidad contradice al Sr. Rajoy, la aparente mejora es rigurosamente coyuntural.
Afiliación a la Seguridad Social. A partir de un gráfico de El País
Vuelvo al discurso en Oviedo de Don Javier Vega de Seoane y Azpilicueta; dice de los nuevas formaciones políticas, “Espero que no haya gente insensata que ponga en riesgo el Estado de Bienestar” ¡Vaya, hombre!, a tal Estado le salen defensores insospechados; vamos a ver quién lo ha puesto realmente en peligro: El actual gobierno ha puesto en el frontis la expresión “herencia recibida” para descargarse de toda culpa, esperando que nos olvidemos de que fueron estos ministros quienes nos llevaron a lo más alto de las malas cifras. De más de 19 millones de inscriptos en la Seguridad Social consiguieron reducirnos a 16; ahora mejora la cifra. De 4 millones de parados nos llevaron a cerca de 6; ahora mejora el dato, pero a un ritmo que nos exigiría más de 8 años para solucionar el problema que ellos agravaron en 2. La Prima de riesgo se dobló, y la Deuda pasó del algo más del 60% del PIB (Producto interior bruto) a casi el 100%.
Todo esto se ha notado día a día en los bolsillos de la gente común: La masa impositiva ha aumentado, pese a que a cambio nos dan menos y peores servicios públicos. La inseguridad jurídica de los trabajadores ha disminuido, porque los convenios se han convertido en papel mojado y los despidos son más fáciles que nunca. Ya no hay contratos fijos, el 91% de los firmados son eventuales y cada vez aumentan más los que se hacen por media jornada o menos. La protección para los que tienen la mala suerte de quedar sin empleo empeoró radicalmente: en 2009 el 80% de las personas desempleadas tenían algún tipo de ayuda, hoy son el 55%; así se originan las colas en los centros asistenciales de las ONG. En definitiva, el crecimiento se está haciendo sobre bases falsas, y sus beneficios están mal repartidos, como siempre; dígalo Mariano Rajoy o su porquero.

lunes, 1 de junio de 2015

¡Cumpleaños feliz, Ágora!




En el hotel todavía tienen puesta la calefacción central, es posible que la dejen hasta el cuarenta de mayo, por eso resulta tan inusual que se puedan reunir doscientas personas en el anfiteatro, al aire libre, en la noche leonesa; tanto que hasta la Luna, en creciente, se asoma para ver el insólito espectáculo ante San Marcos.Más que sorprendente casi milagroso; han soportado las inclemencias del carácter de la gente adusta y de la dura climatología local. Se combate el frío normalmente con chocolate, al que hoy se han añadido tartas, velas y cuelgas. Las cuelgas son riestras de caramelos, chucherías y pequeños regalos que se imponen a quien cumple, y el Ágora celebra. ¡Segundo aniversario! Insólito, veinticuatro meses consecutivos; el último viernes, llueva (a veces) o hiele (casi siempre), se reúne este inefable conjunto de personalidades variopintas a las diez en punto de la noche. Doscientas han llegado hoy desde diferentes pueblos y ciudades del hispánico mapa, incluso se han añadido peregrinos que pasan hacia Santiago, atraídos por la fama de la celebración.
Abre el fuego Sandra (Sánchez), fundadora; ella fue la que convocó aquel primer evento que, como quien no quiere la cosa, reunió a más de sesenta pioneros. En el primer Ágora recitó un barrendero. Lo concebimos como un lugar abierto para que se expresara todo el mundo…la Poesía como herramienta de cambio social”, me cuenta, y va detallando la ilusión de los primeros pasos.
Le tocó a Chus (de la Fuente) una tara difícil: desde la Facultad de Matemáticas de Madrid han hecho llegar un poema de Tartaglia, un matemático que quiso explicar su ciencia a la manera de Dante; a ella le correspondió el honor (¿o castigo?) de recitar en italiano la solución para la ecuación de tercer grado, expresada en tercetos: “Quando che’l cubo con la cosa apresso/se agguaglia qualche numero discreto/trovan duo altri, diferente in eso”



Puri (Sánchez) dedicó su intervención a Juan José Huertas, 53 años, parado de larga duración, amenazado por el desahucio, que está en Huelga de hambre en Fuenlabrada. Le sirvieron, sin duda, los consejos de la experiencia que hace un año vivió Ramiro (Pinto), siguiente recitador, que me contaba también los inicios de estas reuniones nocturnas: “Fuimos Yolanda y yo a ver un recital de El Príncipe contrahecho y El Pez de Fuego, y no acudió nadie, ni siquiera uno de los recitadores, El Pez; luego comentamos en la tertulia que era una pena, con lo bien que lo hacen. Nos planteamos hacer algo abierto, en una plaza, para facilitar la participación; el anfiteatro de San Marcos es un sitio ideal, y estaba sin uso, así que Sandra creó una convocatoria por facebook y aquí vinimos, sin demasiadas expectativas, pero con unos versos y una linterna. Aparecieron más de sesenta personas y hasta hoy”.
Siempre que acudo lo hago con el compromiso de leer; obra ajena, desde luego, que ni soy poeta ni lo quiero ser. Para esta ocasión aporté dos temas. “La meva primera llibrería”, de Antònia Vicens, en traducción doméstica asesorada por mis amistades mallorquinas, “A poc a poc deixava/de ser moble/i passava a Santuari/La llibrería”, la ilusión de una adolescente por leer y el orgullo de sus apdres por ayudarla a conseguirlo: “Llibres en una casa de pobres!”. Y “Si yo fuera picador”, de José León Delestal, dedicada a los seis del Pozo Emilio, muertos por el grisú hace año y medio; el dolor de sus familias se mitiga un poco por la decisión de la jueza de sentar en el banquillo a la dirección de la Hullera, “Cuatro mineros lo llevan/a cuestas por la colina/cuatrocientos le dan guardia/con lámparas encendidas”.
Amigo de uno de los caídos es Mario González, minero el mismo, ahora jubilado y dedicado a construir instrumentos musicales. Vive en La Robla, está haciendo el camino de Santiago desde Roncesvalles y va por los pueblos cantando y tocando el rabel. Hablamos del dolor de aquellos funestos días y de la alegría de su amistad con Joaquín Díaz, que le ha abierto de par en par las puertas de su museo en Urueña. Antón es asturiano, se coge el pelo con dos pequeñas coletas y Yolanda dice, con razón, que se parece a Asterix. Siempre anda con un libro viejo entre las manos y una revolución entre los dientes, lo que no obsta para que le guste la Misa asturiana de Delestal casi tanto como las señoras. Más música: Una muy joven y bien adiestrada orquesta, mitad del Conservatorio, mitad de Juventudes musicales, nos regala cuatro piezas y nos invita al Auditorio para el próximo fin de semana.
El amigo Fernando Montes dedica su lectura, “Yo soy el que soy” a la revista Palavras contra el balium, recientemente fallecida; una pena, mantenía el papel en tiempos del electrón, la recordaré con cariño y siempre agradeceré su amabilidad de invitarme a colaborar. Javier Cartago, El Caminante, el estilo de terciopelo en el recitado de Marta Muñiz…pero también esta página virtual es finita, no puedo señalar (mis disculpas) a todas las personas que recitaron, incluida la espontanea ajena al evento que se unió a la celebración. Su novio no debía gustar de la poesía, “¡Si no les gusta que le tiren tomates!”, proclamaba escondido; se fueron en paz, abrazados amorosamente, hacia otras adicciones.
Sí debo señalar dos gotas más en este mar proceloso en internacionalidades, que ya escuchó recitar en chino; la mexicana Ángeles Rodríguez que nos enseñó con vehemencia a Carlos Pellicer Cámara, “El pueblo mexicano/tiene dos obsesiones/el culto de la muerte/y el amor por las flores”, y la argentina Mónica, la del Amelie, porque esto fue una poesía con estrambote: al día siguiente estábamos por la mañana buena parte de los mismos quejándonos contra la Ley mordaza en la Plaza Botines y por la tarde en el Café Amelie, Padre Isla, 10, celebrando el primer aniversario de la tertulia que allí se suele juntar.

Contra la Ley Mordaza en la Plaza Botines:








Café de Amelie, c/ Padre Isla:






No sería completa la información si no os contase que cuando el viernes a la tarde llegamos al Hotel Quindós, en la Gran Vía de San Marcos, nos recibió la presentación de un libro de poesía, “Rozando el cielo”, que Nieves Álvarez Nogal nos dedicó amablemente. Overbooking, casi, porque el día anterior había estado en el mismo sitio Lapizcero Ediciones con “La vida aprendida”, de Ana del Río. ¡Así es León!