martes, 29 de diciembre de 2015

El gato que leía a Feijoo



Me adoptó. Cuando uno llega al territorio de un gato no sabe si va a ser aceptado; yo tuve suerte, Marta tenía las obras escogidas de Feijoo y me puse a ojearlas, se sentó a mi lado y estuvimos juntos viendo la prehistoria de la Ilustración. Posiblemente me considerara un humano pacífico, porque, al contrario, cuando vio aparecer a Santidós, en aquella época con seis años, se esfumó y no hubo forma de dar con él hasta que se acabó la visita. Privilegios de gato, ¿cuántas veces no tiene uno que soportar visitantes indeseados?

Como tantos jóvenes asturianos se convirtió en “leyenda urbana” y tuvo que emigrar. Nos tocó llevarle en avión, que no le gustó nada; no sirvieron de mucho los calmantes, lloró algo, pero se portó como un cuadrúpedo valiente. La vida en Palma le resultó grata, incluso engordó más de la cuenta. Puede que no le gustase que lo comparara con Garfield, pero jamás me reprochó la broma.

Después de lo de Feijoo compartimos más lecturas, de todo tipo, vivía con gente letrada; pero donde prefería saludarme era en la cocina. En el momento de hacer la cena se convertía en un peligro, merodeando mientras trapicheábamos con las sartenes; en más de una ocasión en el pecado llevó la penitencia, algún pisotón involuntario que le hacía protestar airadamente; en todo caso su favorita era la hora del desayuno, cuando a base de insistencia se ganaba un poco de jamón york o de su preferido, el pavofrío. En eso nos parecíamos, el disfrute de sesenta minutos de tranquilidad, comiendo ligera, pero seriamente, mientras vemos por encima el periódico.

Fuera de eso él hacía su vida, sin meterse en la de los demás; como mucho asomarse de vez en cuando a controlar si todo, todos, estábamos en orden, y seguir a lo suyo "Mi gato nunca se ríe o se lamenta, siempre está razonando”, dejó dicho Unamuno. Cuando estimaba oportuno proponía compartir mimos.También es cierto que no le gustaban las ausencias; cuando le dejaban solo sin avisar solía vengarse vaciando los cajones de los calcetines. Pequeña, inocente venganza para llamar la atención.
Últimamente leíamos menos, yo creo que fue “La mujer loca”, que nos hizo reir lo suyo con eso de que en época de crisis lo primero que deja la gente es la Filología y los langostinos; pero ya le fallaba la vista, y hoy, por fin, ha cubierto su ciclo vital.

 Folki ya no está con nosotros; Marta y David, -su familia directa-, le han cuidado con mimo hasta el último minuto; en estos días duros han gestionado juntos algunas lágrimas. “Causas del amor”, analiza Benito Jerónimo Feijoo y Montenegro, monje benedictino, en un largo artículo, lleno de preguntas, “¿Por qué siendo los hombres de una misma naturaleza, uno ama a una cosa y otro otra?”, y se detiene un tanto, con su característica erudición, a hablar de personajes históricos que han tenido cariño a sus animales. Algunas personas se procuran mascotas para poseerlas, para mandar sobre ellas, para saldar sus frustraciones; otras quieren tener animales por compañeros de vida, para compartir cariño. “La alma generalmente apetece y se inclina al gozo de lo que la deleita”.

Borges:
Tu lomo condesciende a la morosa 
caricia de mi mano. Has admitido, 
desde esa eternidad que ya es olvido, 
el amor de la mano recelosa. 
En otro tiempo estás. Eres el dueño 
de un ámbito cerrado como un sueño.




lunes, 28 de diciembre de 2015

La ONCE no sabe contar




La señora monja se asustó con el petardo. Miró para el perro guía, que también se había sobresaltado, y de repente cambió de actitud; unos segundos antes había rechazado el panfleto que le ofrecían, firmado por CC.OO, en el que se explicaba qué hacía allí aquella tropa de ciegos, declarados en huelga. Es como si hubiera encontrado su camino de Damasco; se puso a hacer fotos a diestro y siniestro, con estilo torpe, pero sin pausa, como si necesitara contar a alguien la historia de la manifestación.
Cristina le firma un autógrafo a Chus Pedro
Habíamos salido de la estación de buses de La Felguera; los propios asistentes se pagaron el transporte a escote. Jueves, 10 de diciembre, todos los puestos cerrados, hoy no hay cupón; y a las 11 concentración en La Escandalera. Cuando llegamos saludé a Chus Pedro (Para quienes me leen fuera de Asturies: cantante asturiano archiconocido); Cristina y Javi quisieron salir con él en Facebook. “Hay que apoyar estes causes, ho”, me dijo. Después llegó Manolo Orviz, cabeza de lista de IU. Nos saludamos; me pareció bien ver a ambos interesados en el asunto, sin embargo ya no me pareció tan bien que se agarraran a la pancarta de cabecera; como gesto electoralista es torpe, la manifestación era de otras personas, ellos deberían ir entre los seres anónimos que ayudábamos. Claro que otros ni se tomaron la molestia de acudir; UGT no se queja siquiera, el presidente del Comité de Empresa gana más sentado en su despacho, -cerca de la directora regional-, que vendiendo cupón, y no pasa frío. El PSOE andaba en otras historias, lo suyo es “la alta política”; los líderes de Podemos no habían despertado…


…Y eso que ya estaban desde bien temprano los bomberos dando la matraca delante del palacio de la Junta General, como suelen. Se quejan de que no tienen medios humanos suficientes y cualquier día habrá una desgracia. Los fuegos de finales de mes les están dando la razón; ciento treinta focos, muchos de los cuales llevan una semana ardiendo, un muerto y cuantiosos daños materiales y ambientales.
A sus petardos ruidosos se sumaron los del  colectivo de agentes de la ONCE y la charanga, con dulzaina y tamboril, llegada desde Madrid; está todo el mundo hasta las narices. Dicen los directivos que las ventas son insuficientes, presionan a la plantilla para que consigan el mínimo de 210 € diarios y amenazan por escrito a quienes no llegan, paso previo al despido. Si la vendedora acude cada mañana a su puesto, si cubre escrupulosamente el horario, si atiende al público adecuadamente, ¿es baja voluntaria de rendimiento? A la par han abierto otros canales de distribución como estancos o gasolineras Repsol, y negocian con grandes almacenes y hostelería. Es decir, competencia por doquier para la propia plantilla, que se ve reducida a diario. “Cuando yo trabayaba yéramos n’Asturies seiscientos y picu vendeores; ahora, añu y mediu después, queden apenes quinientos”, me cuenta un sindicalista veterano, -afiliado a UGT, por cierto, pero aquí, donde debe-.  Recientemente se han cerrado delegaciones, con la pérdida de servicios profesionales y sociales para los asociados, que se quejan (ese es otro debate) de que ya hay más gente con otras disfunciones que ciegos. La ONCE ha sido condenada por la Inspección Provincial de Trabajo de Madrid; considera probada la presión sobre los agentes para que trabajen fuera de horario, sábados, domingos y festivos para aumentar la producción.
El artículo 87 del Convenio Colectivo califica como falta muy grave la disminución continuada y voluntaria del rendimiento.
En este contexto no es de extrañar que a la plantilla se le suban a la garganta los gritos contra Miguel Carballeda y el resto de dirigentes; los de la calle Campomanes espiaban detrás de los visillos la concentración de doscientas cincuenta personas ante su puerta, mientras la imagen de Mariano Rajoy, simbólicamente, miraba para otra parte.
Evidentemente, la dirección de la ONCE no sabe contar; al día siguiente la prensa local decía que el paro “había afectado apenas a 22 trabajadores”. Solamente en el Valle del Nalón había 25 personas en huelga. Pero no es esto lo peor, pretenden hacer creer que si las cuentas no cuadran es por el descenso de ingresos, y ello se debe a bajas de productividad. 




Vamos a analizarlo:Si una empresa entra en pérdidas puede deberse tanto a la escasez de ingresos como al exceso de gastos; de este capítulo no hay noticias. Segundo, ¿cuál es la causa real del descenso de ventas? Es evidente que hay una híper inflación de juegos de azar, a los que ahora hay que añadir las nuevas modas de apuestas deportivas, incluso de bingo, por Internet; tampoco se le oculta a nadie que el efectivo en los bolsillos del público ha disminuido seriamente. La ONCE debería comprobar si no ha puesto en la calle demasiados productos, si los precios son los adecuados y si ha analizado bien el emplazamiento de los puestos; en mi barrio, en un radio de cien metros hay cinco quioscos, más agentes a pie, más los que visitan los bares de la zona.


Por último, cuando aumentan sin miramientos el número de puntos comerciales están señalando su ignorancia en materia económica; las ventas no pueden aumentar indefinidamente, ésta política es incluso perjudicial. Existe una bonita teoría que hace tiempo deberían haber estudiado: La Ley de Rendimientos Decrecientes; dijeron sobre ella que “no es la Ley de la Gravitación Universal, pero se puede observar por doquier” (Samuelson, premio Nobel 1970). También es objeto de trabajo del último premiado en Economía, Angus Deaton, que advierte acerca de que para abordar graves políticas económicas, “primero debemos entender las decisiones individuales de consumo”.
Para ayuda de quienes en la ONCE analizan el mercado les pongo un ejemplo agrícola, habida cuenta de que David Ricardo empezó explicando la Ley con el programa agrario en el XIX. Si usted tiene, un suponer, un campo de fútbol, -que viene a ser una hectárea de tierra fértil-, y contrata a una persona para que lo plante de coliflores, tendrá un rendimiento interesante; si contrata a dos, posiblemente suban producción y calidad, pero si pone a trabajar a diez la cosa empezará a dar problemas. Y si mete, permítaseme la broma, a mil, no solamente no crecerán los beneficios, sino que terminarán abriéndose las cabezas con las azadas.
O sea, aumentar el número de puntos de venta no necesariamente genera más beneficios, tendrán además los costes de distribución y las devoluciones; la cantidad de dinero que los consumidores dedican a juegos de azar no va a aumentar considerablemente, de manera que sean más austeros y procuren que su personal siga trabajando con alegría, que es el verdadero motor de ventas. 
Yo no tengo ningún interés de comprar cupones en El Corte Inglés, prefiero tomar el pelo a Javi, que los vende aquí, debajo de casa, aguantando frío y calor, y que no esconde tres millones de euros a Hacienda (qué más quisiera él), como la familia Areces Galán. ¡Aunque no me dé un premio, el puñetero!




martes, 1 de diciembre de 2015

Soria está en Canarias


Soria está en Canarias desde el lunes pasado. El ministro Soria, quiero decir. Ha hablado en el Hotel Gran Mencey de Santa Cruz de Tenerife en el primer Forum Premium Atlántico (nombre rebuscado, ¿eh?) que organiza el decano de la prensa canaria, el Diario de Avisos. Decir, lo que es decir, nada nuevo, lo fundamental es ver los mecanismos con los que sus amigos intentan hacer que el PP vuelva a ganar. Por ejemplo, de lunes a lunes ha seguido saliendo en los medios afines; el Diario de Avisos repitió la información el domingo con cinco páginas con abundante material gráfico, en la cadena del grupo, Mírame TV, hubo un programa especial dedicado al evento…Pero toda moneda tiene dos caras; los estudiantes universitarios hacen constar su protesta porque un profesor decidió considerar “evaluable” la conferencia.
El periodista amigo comentaba que Soria fue duro en su autocrítica. Palabras; afirmó que la corrupción les había hecho daño, ¿es esto autocrítica? Reconoce que en materia de impuestos no cumplieron el programa, ¿es esto ser duro?  Cree que no han explicado bien sus logros, que si se cortan será el acabose; afirma que Grecia y Portugal antes crecían y ahora ya no, por los gobiernos desastrosos de la izquierda. Se olvida de que Grecia empezó sus problemas cuando el gobierno de la derecha hizo trampas con las cuentas públicas; en cuanto a Portugal ejerce de adivino, porque el gobierno Costa se constituyó al día siguiente a su charla, no tuvo tiempo de romper nada, aún.
Los aciertos de su partido son cuantiosísimos; tanto que Don José Luis García, presidente de la Cámara de Comercio de Tenerife, desea que “la gente tenga cordura” y vote PP, incluso se pone místico: “¡Dios nos libre si gobierna un partido como Podemos!” Amenaza con exiliarse, si tal maldición bíblica se produjera, con lo que las mujeres canarias no tendrían que soportar sus impertinencias (“la gente viene a invertir a Canarias por lo guapas que son sus mujeres”); pone como ejemplo de desgobierno el desaliño personal con el que un alcalde del nuevo partido se presentó ante unos militares extranjeros, “en mangas de camisa, todo sucio y con falta de afeitado”, y eso que ellos iban “en traje de gala”.
Eso sí es motivo de seria preocupación y no cosas menores como que a las puertas del parlamento canario se desarrollara una manifestación, ¡convocada por Cáritas! Se quejan de que las personas sin techo han aumentado en las islas el 15% en el último año, de que sobre 11.000 solicitudes de ayuda al pago de renta solamente se han tramitado 760. Mientras tanto se hace público el dato de la destrucción durante este año de once millones de kilos de fruta por los plataneros, en una práctica absolutamente pornográfica avalada por la UE para mantener precios, el mismo día que el Banco de Alimentos llama a la población a una recogida especial. Las contradicciones de esta forma de organizar la Economía, el cultivo de plátanos está subvencionado…Otra fuente fundamental de ingresos es el turismo, que ahora vive momentos de gloria por la inestabilidad en el Magreb, pero que se asienta en bases frágiles.

Veo más estadísticas, el salario social de inserción se está empezando a pagar a los solicitantes de 2013. Claro que me puede decir el Sr. Soria que son estos asuntos locales; es una cantinela usada para eludir responsabilidades, porque la financiación autonómica realmente depende Madrid. Nada más que se vea que para captar votos han condonado el pago el Impuesto general del tráfico de empresas, que aportará casi dos centenares de millones a las islas. También hay ejemplos directos por aquí del gobierno central, la Guardia Civil se queja de que está decretado el nivel 4 (escalón previo al máximo) de alerta anti-terrorista  y resulta  que tienen pocos chalecos antibalas, y los que hay son inadecuados, porque, por ejemplo, solamente los han comprado para guardias varones, de modo que los están adquiriendo a cargo de su propio bolsillo, a la módica cantidad de 600€/unidad.
Más seguridad ciudadana: De los cinco helicópteros de rescate en servicio solamente uno tiene grúa, de modo que hace unos días, para atender a un naufrago, los operarios se lanzaron al agua y aguantaron como buenamente pudieron hasta que llegó una lancha de rescate; unos días después se cayó un motorista por un barranco, tuvieron que subirlo caminando entre varios hasta que llegaron a un sitio donde pudiera aterrizar el helicóptero. Un rescate de una turista con fractura, en vez de una hora que habría llevado el izado y el traslado al hospital necesitó cuatro porque hubo que sacarla en camilla, a pie, del desfiladero. La empresa es privada, funciona por concesión, los trabajadores se quejan de que los pilotos son polacos y no tienen el nivel de conocimiento del idioma necesario para un servicio de urgencias extremas.
¿Cómo pueden pasar estas cosas? Sencillamente viendo la clase de políticos que ha tocado en suerte a estas islas. Posiblemente te acuerdes de Casimiro Curbelo…Sí, hombre, uno que fue senador del PSOE y originó un conflicto con su séquito, en el que se contaba su propio hijo, en un bar de alterne de Madrid; se enfrentó a la policía, dicen que iluminado por el alcohol, con el consabido, ¡no sabes tú con quién hablas! Fue expulsado del partido. Ya entonces me contaron que era el cacique de La Gomera; bueno, pues este señor ha montado su propio partido, ASG (Asociación Socialista de La Gomera) y ahora controla 10 de los 17 asientos del Cabildo. Para ilustrar sus modos políticos decir que hace poco montó dos grandes comidas, una para 400 personas en el Norte, restaurante El Camello, otra para más de 300 en el Sur, El Bosque, para agradecer los votos y presentar su candidata al Senado, Yaiza Castilla.


Pintoresco. Como las actividades de alta política planetaria de otra joya, Doña Carmen Luisa Castro, alcaldesa de Güimar; es un regalo para los periodistas, siempre les da titulares, como el caso de pintar de azul las lindes de su municipio, arrancar los letreros de Puertos que prohibían el baño, o el asunto que nos ocupa estos días: Ha organizado una excursión a Madrid de carácter cultural, -Museo del Prado, Museo del Jamón, el Rey León y el programa Sálvame, que recibió a los excursionistas con banda de música-. Como no podía ser de otra manera fue acompañada por las personas responsables de Cultura y de Participación ciudadana, que es lo que corresponde. Mientras los pérfidos comentaristas escribían en sus columnas palabras como “recibidos con el pasodoble de ‘Bienvenido Mr. Marshall” o “vergüenza ajena”, el asesor principal de la señora alcaldesa decía que era un éxito que los peninsulares aprendieran de una vez  por todas que su villa no se llama Guimar, sino Güimar.

Pero no todos son iguales: El Ayuntamiento de Santa Cruz retira el título de Bien de interés cultural que se autoconcedió la Dictadura en 1963 para un monolito conmemorativo de la reunión que organizó el golpe militar, y procede a su derribo; las piedras arreglarán caminos, un periodista señalaba la paradoja de que Franco acabara en la cuneta. El alcalde de La Laguna paraliza un desahucio de una familia con hijos pequeños, aún cuando ni siquiera estaban censados en el municipio; hace gestiones para solucionar el problema, y la corporación ha decidido que no habrá lanzamientos en todo el término municipal sin un análisis riguroso de las causas.