martes, 29 de noviembre de 2016

Lecturas de otoño: Arte de robar.


Cuidado, no es un manual para rateros que quieran progresar en la carrera profesional; lo advierto por si luego alguno piensa en presentarme una reclamación. El título completo es Arte de robar esplicado en beneficio de los que no son ladrones ó Manual para no ser robado, por Don Dimas Camándula. Otro descubrimiento que hice husmeando en la Feria del libro antiguo y de ocasión de la ciudad de León; es una edición facsimilar de Editorial Maxtor, Valladolid, a partir de la original de la Librería de D. Ignacio Boix, calle de Carretas, núm. 8, Madrid
Abren la obra unas palabras que acercan las preocupaciones del autor a la situación actual, es decir, al derecho a la propiedad intelectual, que volverá a tratar en páginas interiores: Advertencia. Esta obra es propiedad del que la ha compuesto con su paciente trabajo, y héchola imprimir con su buen dinero. El que la reimprima furtivamente será un ladrón, y como tal se espondrá mucho a que el propietario le fastidie. A este último efecto ha tomado Don Dimas Camándula las medidas precaucionales de costumbre, y otras. Y para que ningún pirata literario pueda alegar ignorancia, se estampa aquí la presente advertencia.
Prólogo y página interior de sentencias útiles para que el hablante común se las dé de Sancho, como Buena fama hurto encubre, o la que dice que la Justicia no es igualitaria, Para los desdichados se hizo la horca. Entra rápidamente en materia con “Ardides para robar”, si bien habla de robos decentes, entre los cuales señala a los que se quedan con libros prestados, en unas páginas deudoras de Larra: Tenía pues una pequeña biblioteca…en la cual me miraba como en un espejo, pero es el caso que tengo más amigos que libros tenía. ¿Cómo se niega un libro a un amigo? Conclusión: no prestes libros, bastones o paraguas.
Otros buenos consejos son que cuentes siempre la vuelta de los pagos o que no te fíes en los cambios de moneda. Aquí incluyo, sin su autorización, la experiencia de una amiga en la antigua Checoslovaquia; hizo un ventajosísimo trueque de papel moneda en el mercado negro, hasta que se puso a gastar el dinero y le dijeron que eran billetes caducados, fuera de curso legal.
No tomar acciones en ninguna compañía ó sociedad que ofrezca ventajas ó ganancias desmedidas. En tiempos actuales Sofico, Rumasa, Afinsa y Nueva Rumasa son ejemplos de aventuras absurdas. No especular en ningún ramo que uno no entienda perfectamente. Tenga siempre en cuenta quiénes son los profesionales de la pasta, de enero a enero, dinero del banquero. Y sobre todo no se fíe de la publicidad engañosa,  Cuanto mas pomposo sea el prospecto, cuantas mas ventajas ofrezca el nuncio, mas deben desconfiar; salvo en el asunto que nos ocupa, claro (De esta regla se exceptúa el anuncio paradojal y altisonante que de mi Arte de robar leerán V.V. en los diarios y en las esquinas)
Conocerán divertidas anécdotas de burlas ingeniosas o casos arquetípicos, como el del tabernero devoto, que primero repasaba la letanía de trampas comerciales a su mujer (¿Has echado agua al vino?) para luego pasar a las diarias oraciones. O el ladrón que entra a llevarse un reloj del palacio de Luis XV, le ve el rey en postura peligrosa y le sostiene amablemente la escalera para que no se lastime; cuando se entera de que no era el ayudante del relojero, el monarca dice que no le busquen, porque él mismo habría sido cómplice del robo.
Da normas para comportarse durante un robo, relaciona una lista de Precauciones para no ser robado, con ingeniosas soluciones para evitarlo, o cómo actuar después de ser víctima, donde aconseja, por ejemplo, olvidarse de intentar recordar la cara de los autores, ¡suelen tener tan mala catadura!, no merece la pena guardar su imagen. Después de la ratería recomienda el silencio, porque tu torpeza, en parte, te ha hecho culpable de la propia desgracia. Acaba con un Diccionario de la jermanía para que todo el mundo sepa, en caso de necesidad, el lenguaje de los manguis.
No incluye qué debemos hacer ante los robos de las grandes corporaciones industriales y financieras, o de ciertos partidos políticos, máquinas de asalto al Tesoro público; no son cuestiones que un escritor elegante abordara en el XIX. Al final sólo viene a tratar de estafas menores, ingeniosos raterillos cuyas caras no tienen aspecto de maldad, sino más bien la del Caco Bonifacio de los tebeos. Coincide conmigo en que los pequeños robos no dejan de ser actos de Justicia distributiva, una forma de redistribuir las rentas; cita a Schiller, en “Los bandidos”, ¿Qué es al cabo robar? Restablecer el equilibrio de las fortunas.  


viernes, 25 de noviembre de 2016

Solinca


Ya destaca desde el nombre. Con los apellidos suena rítmico: Solinca Turbón Cuesta (Llangréu, 1981). Y además se crió en el Barrio; es decir, no puede ser una persona vulgar.
Hoy es buen día para escribir sobre una mujer. Mejor si es poeta, porque las noticias sobre la violencia machista asustan, nos exigen acogernos a sagrado. Acogernos al sagrado fuego del hogar, templando fríos de alma y cuerpo, amenizados con castañas a la brasa y sidra dulce, inigualable invento gastronómico astur.
De tinta somos y en pallabres nos transformaremos.
No pude estar en la presentación del libro el viernes pasado; me habría encantado estar con sus viejos, y con Roxy, que casi la amadrina; gracias a ella, justamente, he podido leerlo. Una edición de Trabe, Lliteratura interna, que corresponde al premio de poesía “Nené Losada Rico”, 2014.
Crecer en el Barrio, rodeada de la industria y sus residuos, cercada por la fatiga del trabajo diario, de la pelea por llegar a fin de mes, marca. Igual que te deja huella el trato con la familia. Neña:

Años de paciencia,
Invasiones,
Glayíos, ópera
Y algún destrozu…

…Cordilleres de paciencia
Y palaes de cariñu,
Una bona infancia
Con flores nos güeyinos

Así que resulta obligada  la dedicatoria a los mayores: Pa mio güela Mari, la mio lluz.
Como todo poeta que se precie, tiene que echar una mirada melancólica hacia atrás, a la adolescencia perdida, a los sueños aparcados, al despertar duro de la realidad cotidiana, El Collau:

…Yera’l branu, los collacios,
La tierra, les peñes,
La llibertá

Utopíes rotes:
Probe neña soñadora,
Cayó nun pozu
Por mirar pa les estrelles.
La pesadiella de la vida
Nun alcuentra l’aliendu
De nengún príncipe.

Junto el serrín y las aceitunas, al lado del olor a sidra, oyó contar la dureza del trabajo bajo tierra; arrancar las entrañas de la montaña para llevar el sustento a casa. El minero pide comprensión a la Naturaleza:

Montaña, compañera,
Dexame tornar a la llume,
Dexa que’l mio cuerpo esmolecíu
Alcuentre l’asosiegu
Dexa a los mios güeyos
Volver a ver el cielu,
Montaña, compañera,
Sabes bien del mio respetu…
Montaña na que furo,
Ten piedá d’esti mineru.

Poemas brevísimos, de esos que han dado ahora en llamar con nombre japonés, aunque estén en lengua astur; y mi sorpresa, ¡sonetos! Siempre cuento, como anécdota, que cuando estudiábamos la carrera, José Luis García Martín, hoy habitante acomodado del Parnaso, me parecía un tipo sospechoso porque a los dieciocho años escribía sonetos; en estos tiempos que corren he observado que a muchos que se dicen poetas les falta formación técnica, por eso recurren al verso libre, es un terreno fácil. Solinca escribe sonetos, y sabe de lo que escribe.
Lo he dejado conscientemente para el final, aunque para mí es en realidad el principio, la llamada de atención a este pequeño y amable libro, La Barriada.
Si bien nosotros siempre distinguimos perfectamente entre lo que era nuestro Barrio y los pabellones de la Barriada a cuyos habitantes intentábamos ganar al fútbol, comprendemos que haya usado ese título. Incluso se lo perdonamos, vaya; porque ha retratado el obligatorio paseo cuatro veces al día por la escombrera del Nalón. Y el final, la demolición, que no ha significado, en absoluto, la extinción de los lazos entre quienes nos criamos jugando en sus calles, rompiendo cristales o manchando la ropa de los tendales.

Díbemos ceo al mercáu
Y tornábemos a la vera’l ríu
Enllenu de nates peles orielles,
Sentíase nel aire el runfíu de La Térmica…

…Vinieron y valtaron los árboles,
Monstruos de fierro tarazaron la piedra.
Agora, yá nun queda nada.

Sí, queda algo, Solinca. No están los ladrillos, no hay calles para jugar al bote, ni sótanos para guarecer las pillerías; ha caído el transformador, nuestra ágora cotidiana, pero se mantiene esa pátina de familia solidaria que ha hecho grandes nuestros corazones.




miércoles, 9 de noviembre de 2016

Lecturas de otoño: Gases





Ha llegado el otoño con vientos invernales y nos ha recluido junto al hogar; menos mal que la gastronomía asturiana está preparada para combatir los rigores meteorológicos; salgo a comer callos a Ciañu con Santy, Aurelio y Germán, que nos tiene preparadas unas bolsas de castañas, recogidos por él en las altas montañas de Lena, a riesgo de lumbalgia, que ya no está en edad de doblar, pese que lo hace con soltura.

Tiene un programa en Radio Ll.ena al que me invita de tarde en tarde; el otro viernes llevamos como figura estelar a Paco Robles, de quien tituló Ana Gaitero en Diario de León, “Un niño de la guerra de 90 años”. Paco es hijo de un mansillés apuesto y una burgalesa guapísima; en 1937 vivían en Baracaldo, él trabajaba en Altos Hornos de Vizcaya, cuando un lunes, 26 de abril, oyeron explosiones terribles, “Guernica, ¡es para Guernica!” La población arrasada por los alemanes de la Legión Cóndor; eso aceleró el embarque de los niños para Inglaterra; 3700, con sus cuidadoras, dejaron atrás a la familia para buscar un refugio provisional. “Nosotros creíamos que íbamos de vacaciones” Y en Londres sigue, setenta y nueve años después. Le he recibido en casa por dos semanas y hemos recorrido les Asturies que ya casi no recuerda y el León y la Mansilla de las Mulas a las que regresaba periódicamente mientras vivieron sus padres..

Entre charlas, conferencias, diarios y emisoras visitamos en la Plaza de las Palomas la Feria del libro antiguo y de ocasión; quería llevárselo todo, pero las líneas aéreas son muy severas con el exceso de equipaje, así que se contentó con un divertido librito facsímil, “El arte de peerse. Ensayo teórico-físico y metódico”, subtitulado, “Al uso de las Personas estreñidas, de los Personajes serios y austeros, de las Damas melancólicas, y todos los que son esclavos del prejuicio”.

Es este frío inicio de otoño tiempo para las castañas de Germán, los callos de Casa Amada, los cocidos de Ana y Deli, las manitas de La Curiosa, las fabadas de Lourdes…o sea, días de generar generosamente gases gástricos; me viene muy bien que el amigo Robles haya olvidado el libro en mi casa; antes  de hacérselo llegar por Correo lo he leído y he tomado cuidadosamente los apuntes necesarios. En el preámbulo ya advierte el autor sobre su rigor científico: “No atacaremos la materia sin previamente haber dado una definición auténtica y satisfactoria…que es conforme a las reglas más sanas de la Filosofía, porque encierra el género, la materia, y la diferencia, quia nempe constat genere, materia et diferencia…”

En "aviso al lector" asegura que es lamentable nuestra ignorancia, habida cuenta que es una actividad tan habitual, "no sepa aún cómo lo hace y cómo debe hacerlo". Entra en el tema con una explicación física y química, acerca de la producción de los gases por destilación. Pueden luego ser expelidos por dos vías, cuando se hace por la superior se llaman eructos, que no son en este momento el asunto científico a tratar, sino los efectos de los evadidos por vía inferior. Habiendo citado, -incluso con sus expresiones latinas, que te ahorro-, a Horacio, Quintiliano, Luciano y Cicerón entre otros, para explicar en este caso la relación entre ambos procedimientos expeditivos, menciona al sabio filósofo San Evremond, quien parte de la idea de que en realidad se trata de suspiros contenidos, que buscan alivio; así escribió a una su enamorada: 

Mi corazón, harto de desagrados,
estaba tan triste de estos suspiros,
viendo vuestro amor tan arisco,
que uno de ellos viéndose reducido
a no osar salir por la boca,
salió por otro conducto.

Sigue el autor con su trabajo, más de Ciencias que de Letras, con la clasificación. La tarea taxonómica es harto compleja, porque tiene que ver con la expresión, la materia, la naturaleza del canal emisor y el vigor del agente, a la par que pueden tener propiedades musicales; divídense los gaseosos actos en semivocales (a su vez claros, aspirados, medios y precedentes), vocales, plenivocales, sencillos, compuestos y diptongos, que son los más temibles. Tanto que han sido capaces de espantar demonios, incluso derrotarlos; es el caso de un ciudadano tentado a vender su alma, impelido por el Diablo a pedir precio, -oro, riquezas, posesiones, poder…- dudaba de cómo librarse del trato. Para su fortuna se le escaparon unas sonoras ventosidades, “¡Enhébramelas!” Tarea imposible, salvó el alma.
En el capítulo III cita el investigador su utilidad. Menciona un hecho que podría parecer disparato, si no fuera porque hoy mismo me lo corrobora la prensa. Cuenta como unas señoras se entretenían en apagar las velas con la fuerza de los gases expulsados por vía posterior; una de ellas, más torpe, consiguió unas espléndidas quemaduras en las asentaderas. Parece una broma, salvo que, como se puede leer en la imagen anexa, a una señora japonesa sus emanaciones de metano le han originado un incendio en pleno quirófano



Ciertamente hay que estar prevenidos contra los riegos de la acumulación de gases, "cuando están muy prietos, cuando suben, o que no encuentran salida, ellos atacan al cerebro por la prodigiosa cantidad de vapores que allí llevan, corrompen la imaginación, vuelven al hombre melancólico y frenético, y le agobian con varias enfermedades muy molestas..." Así que la Ciencia aconseja librarse de ellos y el libro, -si bien afirma que no se debe uno escandalizar de lo natural-, sugiere diferentes formas para hacerlo con discreción.
Llevado del rigor investigador, cita unas hojas recibidas a pique de cerrar la edición y humildemente pone ante las narices de sus lectores una nueva clasificación, "De provincia, caseros, de virgen, de maestros de armas, de señorita, de mujeres casadas, de burguesas, de campesinas, de pastoras, de viejas, de panaderos, de alfareros, de sastres, de geógrafos, de cortesanas, y de cornudos, que a su vez se subdividen en voluntarios y forzados.

He querido compartir este descubrimiento científico porque mañana ha de salir tan valioso tratado para Northolt; el noble olfato inglés sabrá, sin duda, apreciar sus intensos y cálidos matices.


martes, 18 de octubre de 2016

Cuando me crucé con Bob Dylan en Zamora



La noticia de La Crónica de León me sorprendió; fundamentalmente porque no la había visto en ningún otro diario nacional, -yo no soy un intelectual como Mariano, que lee Marca cotidianamente-, pero también porque en realidad casi ni me acordaba de que seguía existiendo el boxeo. Inmediatamente me vinieron imágenes de los últimos chicos a los que había visto por televisión hablando de sus esperanzas de salir de pobres: gentes de barrios marginales, inmigrantes, que se quieren ganar la vida rompiéndose la cara con otros. Ejemplo, TVE: ”El boxeador español Youba Sissokho, de peso welter (69 kgs.), ha caído eliminado en su debut en los Juegos de Río por el uzbeko Shakram Giyasov a los puntos”.
Saúl Huracán Tejada quedó en coma después de un K.O. Técnico en el noveno asalto de su combate contra Moncho La amenaza Mirás en La Coruña, el viernes 7 de octubre. Defendía el cinturón de campeón de España de los gallos.
Rubin Hurricane Carter nunca llegó a campeón del mundo de los welter, pese a tener unos puños con dinamita, ganó por K.O. el 70% de sus peleas, incluyendo la que derribó en el primer asalto al titular, Emile Griffith; que, por cierto, sobre el cuadrilátero no era una monja, a sus manos había fallecido el anterior número uno.
El día 13 a las 5’11 de la tarde acababa de llegar a la Puebla de Sanabria, me entra un mensaje telefónico de Marta: “Dylan, Nobel de Literatura. Otro mundo es posible. (Sonrisa)”. Inmediatamente, Lourdes y yo, comentamos: “¡A ver qué dirá alguna prensa mañana!”. Una masacre, como era de esperar, tirios y troyanos tirando contra la Academia sueca.
No soy nada mitómano; escuché mucho a Dylan, a pesar de que cantaba casi tan mal como Paco Ibañez, fundamentalmente porque tenía unas letras interesantes. Tengo además otro defecto: soy incapaz de separar la vida literaria de la personal; por ejemplo, disfruté de joven con “La familia de Pascual Duarte”, pero en cuanto me enteré de que Cela había sido un pelotillero del régimen del 18 de julio, y censor, fui incapaz de leerle más. No soporto a Borges, con gran dolor de mi corazón, cuando supe que era capaz de convivir con la dictadura argentina, y taché de la lista a Varguitas, muy a pesar de la Catedral, el sertao y las visitadoras, en el momento que tomó la deriva aldeano-liberal. Con Dylan, si bien le perdoné que me levantara a la Baez, nunca pude soportar ese coqueteo con el Papa de Roma, el judaísmo y otras tonterías.
En estos días todo el mundo recordó sus letras habituales, en mi caso me costó trabajo acordarme de la del boxeador; por más vueltas que le daba a la memoria musical no pasaba de salirme más que la música pegadiza de la de Simon&Garfunkel:

I am just a poor boy… 
…Asking only workman's wages 
I come looking for a job 
But I get no offers 


Así que recurrí a la Red, extenso almacén intangible, y allí estaba, en toda su crudeza. La historia de un negro acusado por unos policías blancos, con testigos blancos, con jurado blanco, que fue a parar a la cárcel porque además de la piel tenía el pasado un poco obscuro.
Saúl Huracán Sánchez pelea por su vida; un accidente, dice su entrenador, le puede pasar a cualquiera. Claro, pero a los púgiles mucho más que a los promotores o a los que se sientan en el patio de butacas. La imagen de Cassius Clay arrastrando el parkinson, ¡y eso que a él casi no le pegaron!, deber ser prueba suficiente, las luchas de gladiadores no son un deporte. No sé si has visto boxeo en directo; yo sí, en las categorías de aficionados es un auténtica carnicería, salen rebozados en sangre. “Si llego a traer a la novia se muere”, decía un amigo en aquella (única) velada en la que se me ocurrió la tontería de entrar.
Rubin Hurricane Carter empleó el tiempo de cárcel en estudiar Derecho; consiguió que revisaran su causa, el juez no tuvo más remedio que reconocer que hubo amaño. Hay una película,- de 1999, creo, protagonizada por Denzel Washington-, que trata el asunto. Desgraciadamente las trampas policiales siguen siendo práctica normal, por eso es peligrosa la legislación española que pretende evitar que se graben sus actuaciones. Habéis visto en la tele recientemente que sólo la presencia de teléfonos con cámara ha podido demostrar tropelías contra los negros en USA. (Perdón, allí no dicen “negros”, sino “afroamericanos”. Bueno, pues las tropelías contra afroamericanos…negros como el carbón).
Espero que el Huracán se salve, aunque ya dice su “preparador”, el Coralín, que la recuperación será muy lenta. Esperemos que nadie tenga que ganarse la vida dando puñetazos en la cabeza a otros. Esperemos que nunca más un policía blanco ponga su pistola en la sien a otro ser humano por ser más obscuro de piel. Os dejo con Dylan, que no sé si vale un Nobel, -paso de premios-, pero sí merece la pena que se lean bastantes de sus canciones.

Couldn't help but make me feel ashamed to live in a land
Where justice is a game.
Now all the criminals in their coats and their ties 
are free to drink martinis and watch the sun rise 
whike Rubein sits 
like Buddha in a ten-foot cell 
An innocent man in a living hell.
That's the story of the Hurricane…

No puedo evitar sentirme avergonzado de vivir
en una tierra donde la justicia es un juego
Ahora los criminales con sus abrigos y sus corbatas 
son libres de beber martinis y de ver salir el sol 
mientras Rubin se sienta 
a lo Buda en una celda de tres metros. 
Un hombre inocente viviendo un infierno. 
Ésta es la historia del Huracán.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Se me han hinchado las narices


Se montado la de la Virgen. La corporación ha hecho público que retirará los símbolos religiosos de los centros oficiales, incluyendo, claro, la imagen de la Virgen del Carbayu, patrona de Langreo, y una parte de la población ha montado en cólera. El martes hubo concentración, voces, imprecaciones y zarandeos.
“¿Qué y-pasa a esti home? Na, que cayó, ahí nel pasu peatones. ¡Ah, en el ladrillu esi!” Por lo que se ve todo el mundo lo conoce; hay una diferencia de casi cinco centímetros entre la acera y el badén, cualquiera puede tropezar y romperse la cara a la entrada del Mercadona. En este caso era al ir, si es a la vuelta, con las bolsas en las manos, me parto el alma.
Reunieron más de cinco mil firmas. A la puerta de la Casa consistorial leyó Julio las razones por las que consideraban que no debería retirarse la imagen, ante unas quinientas personas que lo apoyaban. Dicen que los concejales de Somos se rieron, y se armó la de dios es cristo.
La gente se impresiona mucho por la sangre; hice un esfuerzo porque no me cayera por la impoluta camisa blanca, para que aquello no pareciera una hecatombe, pero se sangra tanto por la nariz…Policía local, ambulancia, Urgencias. Puntos de sutura y un tapón en el lado derecho para tapar la hemorragia; cuando entré en el Centro de salud para que me lo retiraran una niña saltó para ponerse a cubierto en las faldas de la abuela, del susto.
No he visto muchos vídeos, aunque ambas partes están encendidas. Dice un ciudadano al alcalde en el salón de plenos: “Vas a permitir que te trate de tú. Hables de respeto y educación; mientras Julio leía la nota de explicación, esos dos que están ahí y otros dos estaben riéndose y provocando a la gente, en vez de respetar lo que 5.000 langreanos vienen a traer al ayuntamientu. Creo de tienen que pedir perdón a la gente”. Conociendo a los personajes no dudo de su afirmación; mala cosa juntar ignorancia y soberbia. Escribe Cefa Campón (de su artículo está tomada la foto de la virgen) en La buena cara de les Cuenques, “tamién los hai que-yos encanta pisar fontanes"

Equivalencia, fontán=charcu. Meterse en un charco, innecesariamente, es lo que han hecho algunos. El acuerdo de la Corporación en abril era correcto: hablamos de una institución laica en la que no caben símbolos de ninguna religión. No era menester citar una imagen concreta, de hecho yo ni me había fijado que la Virgen del Carbayu estaba en el ayuntamiento. Me decía Paco Prendes, presidente de honor del Ateneo Republicano de Asturias acerca del mismo tema en Gijón, “Aquí Pacita no dijo nada, quitó la imagen, tapó el furacu y nadie se quejó”.
¿A cuento de qué dar tres cuartos al pregonero? La cosa tiene más delito cuando cruje de puro contradictoria. En las páginas especiales de la prensa pudo leerse el 8 se septiembre un artículo de un destacado miembro de Somos con relación a la fiesta de la Patrona de Langreo; se han visto anuncios pagados de publicidad de partidos de izquierda en fiestas patronales. Ahora, ante el lío que nunca debió ser, retroceden, “nunca dijimos que íbamos a quitar la imagen del ayuntamiento”, “hay que consensuar” ¿En qué quedamos? Mientras tanto, otros partidos que han votado a favor de la moción laica, se han retirado, astutamente, del primer plano.
Me dieron ganas de escribir el accidente y hacer fotocopias, o grabar la explicación, porque cada paso, con la proa marcada, tenía que pararme a contarlo de nuevo. En una oficina, mientras se lo relato a su jefe, dice la secretaría, “Ah sí, ¡donde el Mercadona!” ¡Joder!, todo el mundo conoce el mal paso y nadie ha protestado. Cuando se lo estoy contando a una amiga, al lado del kiosko de Cristina, una buena mujer se pega un sapazo de espanto delante de nosotros; la ayudamos a levantarse, no tiene nada más que la vergüenza y el desconcierto de haberse caído sin saber por qué. Le enseño, a su espalda, dos adoquines desnivelados; aunque la calle es peatonal pasan igual los vehículos, incluidos camiones de tonelaje inadecuado. Llega un matrimonio, ella lleva el brazo en cabestrillo, “Tropecé en La Pomar, fractura de…”
El otro lunes, como tantos ciudadanos de Langreo, tropecé con una acera mal construida y se me hincharon las narices. Y eso que solamente me ocupo de cosas terrenales. Al equipo de gobierno no le va a pasar, porque pasea poco por la ciudad, pero como últimamente anda mirando para el cielo, como no tiene línea directa con la Divina providencia, -que se sepa-, es bastante probable que se estrelle.


miércoles, 14 de septiembre de 2016

El extraño caso del obispo, la secretaria y su marido, con las terribles consecuencias para la isla de Mallorca.



Hay un pequeño establecimiento en el carrer l'Argentería, número 1, que no puede llamarse más que Bar Plata; en él Carlos reparte amabilidad, sonrisas, bromas, cervezas heladas, y excelentes bocadillos de atún y sobrasada; normal o picante. El nombre de esta calle viene del gremio medieval de plateros; eran fundamentalmente judíos, pero cuando las hordas cristianas asaltaron el call, prefirieron cambiar de religión, para preservar cabezas y haciendas. Está a la espalda de la iglesia de Santa Eulalia, la primera parroquia católica después de la conquista. El miércoles las dos señoras de edad incalculable acaparaban los dos diarios a disposición del público habitual: “Sale lo de Sonia Valenzuela y el obispo”.
.
Sonia era la responsable de relaciones institucionales del obispado, a la que el titular de la mitra había elevado a la categoría de secretaria personal. Dicen que ella y su esposo pertenecen a las altas esferas del Partido Popular y de la sociedad católica palmesana; parece ser que esto ha pesado mucho en el desarrollo del folletín. El marido, que además tiene un nombre como para no olvidar, Mariano de España, acudió a ver a Dom Javier Salinas i Viñals para que dejara de rondar a su señora; no  solamente fracasó en el empeño, sino que se consideró burlado, así que preparó recursos a instancias superiores, aderezados con los informes y fotografías de una agencia de detectives. Para que no faltara de nada.


El señor obispo dice que no ha ofendido a la moral católica, incluso puede que fuera así, pero sí ha estado escaso de prudencia: En una ceremonia pública bendijo los anillos que se intercambió con su secretaria, con los nombres de ambos grabados; en la prensa sale la foto del suyo, adyacente en el dedo al prestigioso anillo episcopal. Amores. Ya lo dijo Pablo de Tarso, primer ideólogo del cristianismo: Aunque tuviera el don de profecía, penetrara todos los misterios, poseyera toda la ciencia y mi fe fuera tan grande como para cambiar de sitio las montañas, si no tengo amor, nada soy. Claro que sus sucesores mandaron retirar a las mujeres de todos los sitios públicos, los teatros, las iglesias, porque eran elemento de tentación, que ya se sabe cómo el hombre es fuego, la mujer estopa, y viene el diablo y sopla. Las tierras mediterráneas saben mucho de dimonis y de tentaciones; también de que no ha bastado con retirar a las señoras de las sacristías. Javier Salinas se ha visto obligado a separar de su cargo a Antoni Vallespir, prior de Lluc, el lugar santo por excelencia de la isla mayor, acusado de ser demasiado cariñoso con els blauets, los niños cantores.


Y a Joan Pons, de Sa Pobla, y a Antoni Caro, de la parroquia de Selva, por las acusaciones de un monaguillo, que implicaban a otros rectores. Ha tenido que tragarse todo el proceso de Pere Barceló, de Can Picafort, -quien tuvo el dudoso honor de ser el primer sacerdote expulsado de su ministerio en España por estas razones-. Acusado de violación al menos por seis feligresas, por la denuncia de una de ellas los tribunales le impusieron una fianza de 100.000 euros, con responsabilidad civil subsidiaria para el obispado. El asunto se remató con una indemnización de mutuo acuerdo por importe de 30.000 €.


Todas estas informaciones, nunca desmentidas a la prensa, con actuaciones judiciales serias, forman parte del panorama que el obispo Salinas hubo de afrontar en Mallorca. También señalaban en su contra las fuerzas de la derecha católica que no ha sabido ser suficientemente combativo cuando en el ayuntamiento retiraron el crucifijo del salón de plenos, ni ante el intento de derribo de Sa Feixina, un monumento al golpismo militar que se resiste a la piqueta.


Roma le ha depuesto y le da un empleo menor en Valencia. Si estas fueron las verdaderas razones de cargar contra Dom Javier, en el pecado llevan la penitencia: Ha venido a mandar en Mallorca un obispo de Menorca. Para mejor comprensión del agravio debe señalarse que nunca ha podido presentarse un menorquín (o menorquina) como cabeza de lista para las autonómicas, ¡jamás saldría!


El administrador apostólico, Sebastiá Taltavull, va a tener que esmerarse para que las aguas vuelvan a su cauce. Durante el fin de semana florecieron panfletos contra la señora secretaria y su ex marido, por las calles del elegante casco antiguo; el obispo depuesto fue despedido por trescientos compungidos feligreses, y en la madrugada del domingo apareció el retrato del sagradocorazóndejesúsenvosconfío tirado entre estos contenedores de Es Fortí. ¿Un nuevo cisma?


No creo, la verdad. El poder de la Iglesia en Mallorca lo desaconseja; si bien en ocasiones son tentados a ello, los prelados procuran pelearse poco para seguir haciendo caja, aunque sea con medios fraudulentos. En enero quise ver una exposición de belenes de marfil, que se anunciaba gratuita en el palacio episcopal; para entrar se me exigía comprar el billete de la exposición sobre Ramón Llull.  Me quejé a la encargada porque la muestra llulliana ya la había visto, -previo pago, claro-, y porque en la prensa se decía “gratuita”. Como no le acepté su argumento de que era un error de los diarios, me remitió a las oficinas episcopales; allí un joven caballero me atendió con educación, lamentó lo ocurrido, quiso cargar el error a los periodistas y por fin me ofreció pasar sin pagar. Le dije que no aceptaba privilegios y me prometió enmendar el error; le hice ver, de paso, como estas informaciones tenían despistados a otros turistas alemanes.


El primer martes de septiembre, como cada mes, hay concierto de órgano en la catedral. “Gra-tu-i-to”. Cola de centenares de metros, que da la vuelta al perímetro de la seo. Otro matrimonio alemán (siempre lo son) se pregunta, como nosotros, si todo aquello es para el concierto. Me ofrezco a informarme, mientras me guardan el puesto en la cola. Voy al securata. Buenos días, ¿para el concierto? Esa mirada  de superioridad que tienen algunos en cuanto los uniforman. Muy fácil, póngase a la cola, saque una entrada y pasará al concierto. ¡Lo habría jurado! La prensa dice gratuito, señor mío. Solución: Usted saca el ticket de entrada para ver la catedral,  por el concierto no paga,


Semejante comportamiento es, en toda tierra de garbanzos, publicidad fraudulenta; algún día esta maldita actitud pesetera desatará todos los demonios. El matrimonio alemán no daba crédito. Os lo cuento, para que cuando viajéis a Palma no os creáis promesas de gratuidad en la sede de los católicos; a la par afirmo: ésto no va a quedar así.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Harto, me tenéis.


Solamente una cosa me salva la mañana, en la radio un concierto de música barroca.
Mariano Rajoy y Brey, presidente de un gobierno disfuncional, amenaza con un apocalipsis si no le renuevan el contrato. Al paro debe ir; sin prestaciones, para ver si en la cola de una oficina de empleo se entera de que hay 694.000 familias sin ningún ingreso. Cero. ¡Nada! Miseria material y humana.
Exige que le voten, por responsabilidad. Él no votó al candidato de la competencia hace unos meses; ni se abstuvo, -por responsabilidad-, como pide ahora tan machaconamente. Pero es normal este cinismo. Acaba de felicitar al presidente de Colombia por su acuerdo de paz con las FARC; el documento incluye medidas de gracia, la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil y garantizarles durante varios años representación parlamentaria. (Debe subrayarse que han sido cincuenta años de guerra con centenares de miles de afectados). Sin embargo en su propio país ha montado en cólera cuando Zapatero negoció con ETA, quiere a sus militantes en cárceles bien alejadas de su casa y brama ante la posibilidad de que Otegui sea candidato. Aquí, -con menos años de conflicto, bastantes menores daños, con alto el fuego unilateral-, no se pueden firmar tratados de paz.
Encima un banco me emite un cargo de 12 € “por mantenimiento de cuenta”.
Voy a proceder a una desconexión terapéutica para no enloquecer (más). Quiero no obstante dejaros una perla que leo en una agenda muy divertida que estoy usando este año. (Agenda 2006. Anoche un libro me salvó la vida. Errata naturae); cada semana me enseña un texto de alguna persona que escribe; no llega al consejo diario del taco del Sagradocorazóndejesúsenvosconfío, pero es muy refrescante.
El 1 de septiembre de 1762, Christophe de Beaumont, arzobispo de París, estableció el anatema contra “Émile o la educación”, obra de Jean Jacques Rousseau, ciudadano de Ginebra, por el cual el libro pasó  a integrar de manera inmediata los anaqueles del Index librorum prohibitorum…
Rousseau, refugiado en Suiza tras ser declarado proscrito por el Parlamento de París, se sentó a redactar una carta de contestación al arzobispo: “Si hay en el mundo una historia acreditada, ésa es la de los vampiros y no la de Cristo, excelentísimo señor arzobispo. Y lo cierto es que a esta historia no le falta de nada: contamos con testimonios orales, certificados de personas notables, de cirujanos, de sacerdotes, de magistrados. La evidencia jurídica es completa como pocas. Y con todo… ¿quién cree realmente en los vampiros? ¿Seremos todos condenados al infierno por no haber creído en ellos?”
Al día de hoy ya nadie es apresado porque su obra conste en el Índice de libros prohibidos, pero no ha desaparecido, la santa Iglesia católica apostólica y romana lo mantiene, “como guía moral” para lectores.
Las barbaridades que se han cometido en su nombre no tienen número. Aquilino Moral Menéndez, trabajador en un alto horno de Duro Felguera, sin haber pegado un solo tiro en su vida, fue a parar al penal de Burgos después del golpe militar contra la Democracia que dieron el Generalísimo y los suyos; dejó por escrito su experiencia. En cierta ocasión pidió a su mujer que le hiciera llegar algo para leer; teniendo en cuenta la censura carcelaria solicitó una obra inocua, la Geografía Universal de Eliseo Reclús, creyendo que no tendría nada reprobable para el franquismo. Sin embargo, el jesuita que forma parte de la Junta disciplinaria del penal, al mirar la primera página y ver el nombre de Vicente Blasco Ibáñez, que es el prologuista de la obra, dijo: Todavía anda éste por aquí. Al fuego con ello. Y ardió la geografía en pira terrenal, para que ningún alma humana cayera en el fuego eterno.

Hoy tampoco me preocuparé del debate de investidura; viendo los noticiarios cada vez me reafirmo en mi reflexión favorita: Hay años que vale más no levantarse de la cama. 
Que tengáis buen regreso a la normalidad laboral.

viernes, 26 de agosto de 2016

5 de agosto de 1912



Si todo transcurre normalmente, estas páginas serán capítulo de un libro a final de año; quiero, no obstante, compartirlas con vosotros, aun siendo época vacacional; porque las intenciones humanas no siempre se cumplen, porque la situación nos enseña que la Historia es una línea espiral, y porque en aquellos años no existía el concepto vacaciones; como mucho, -algunos con posibles-, “veraneaban”.
Para el desarrollo de estas notas he contado, aparte de otras obras que menciono al pie, con la inestimable colección de artículos del diario El Noroeste, que se pueden leer en la copia virtual que mantiene la Hemeroteca de Gijón. El corresponsal de este periódico, que firma Zapico, informa día a día del desarrollo del conflicto y toma partido abiertamente por los trabajadores. (Foto de portada: Fábrica de la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, 1920).
Duro y Compañía había pasado una situación complicada. A la muerte del gran patrón, Pedro Duro Benito, en 1886, ya se cernían nubarrones: La tecnología había avanzado, la competencia interior,-Vizcaya-, se había espabilado, y la exterior,-Reino Unido-, hacía gritar auxilio en forma de aranceles al gobierno de Madrid. Luis Adaro y Magro diseñó un plan estratégico para asegurar una siderurgia integral, es decir, que controlara desde el arranque  de los minerales, pasando por la obtención del arrabio, hasta los productos elaborados. Dejar de producir hierro barato para pasar al novedoso acero que requerían los nuevos tiempos. En ese plan incluía la compra de las factorías transformadoras vecinas para conformar, a principio del siglo XX, la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera (SMDF). Aún así las dificultades siguieron, apenas se generaron beneficios en 1903 y 1904, y se contabilizaron pérdidas los tres años siguientes; fue necesario inyectar liquidez a la empresa para acometer inversiones de choque. 
Talleres del Conde, 1899
Entre las empresas adquiridas estaba la muy interesante, -aunque tampoco boyante de efectivo-, Compañía de Asturias, de Arnaldo Sizzo y Wenceslao González, donde a las doce horas del 5 de agosto de 1912 saltó la chispa. Especializada en productos transformados, como tuberías y moldeados, era popularmente conocida como “los talleres del Conde”, por el título nobiliario de Sizzo. De acuerdo con los usos de la época, era habitual que los trabajadores continuaran la tarea por la noche, es decir “doblaran”, cuando los pedidos lo exigían. Sin embargo los ajustadores estaban hartos de los malos modos del maestro José Palacios, en un momento determinado se negaron a doblar. Con su peculiar concepto de la autoridad el jefe del taller sancionó a tres de ellos; inmediatamente acudieron al superior jerárquico, Señor Regueral, que anuló el castigo. Sin embargo Palacios se arregló para quitar la prima de producción a uno de los afectados; de manera alevosa, sin aviso, el trabajador se enteró el día de paga. En esta ocasión Regueral ya no quiso hacer de menos a su maestro y mantuvo la sanción; los ajustadores del taller de Construcción decidieron ir a la huelga exigiendo el despido de Palacios.
Desde el primer paso los trabajadores afectados informan a sus compañeros en el Centro obrero La Justicia, donde ya funciona como tal la CNT; su actuación es aprobada por las sucesivas asambleas. Al contrario de lo que sucedía en la minería, las ideas socialistas no calaban en el metal; con fecha 10 de agosto aparece un anuncio de prensa por el que se convoca a constituir un sindicato metalúrgico, en la sede de la agrupación, c/ Julián Duro, 8 de La Felguera, firmada por su secretario, Francisco Bengoa Ferrero. A él pueden pertenecer todos los metalúrgicos sin distinción de ideas.
Palacios se queja amargamente ante la dirección de la Duro y la prensa de la mala fama que se le está creando en el pueblo; asegura que en veinte años de trabajo apenas ha puesto nueve sanciones. Ante la falta de diálogo por parte de la patronal los ánimos se van encrespando; a la semana el conflicto ya salta a la primera plana del Noroeste. Los negociadores obreros presentan a dirección y diarios una relación firmada por los interesados en la que se puede leer la lista de sanciones impuestas por el maestro conflictivo, Como prueba de atropello e injusticia hacer resaltar una multa de medio día impuesta a un anciano barredor o encargado de limpieza, por el delito de haber regado poco el taller. Aportan también el testimonio del guardia jurado, que demuestra que Palacios mintió en el horario del trabajador castigado. Tampoco son escuchados; el conjunto de ajustadores de SMDF decide parar, con lo que el mantenimiento de las factorías pasará dificultades; se incluye en las exigencias la revisión del reglamento de régimen interior. La huelga alcanza desde hoy a más de 100 hombres, informa Zapico.
Por fin, ante la falta no ya de soluciones, sino ni siquiera de diálogo, se generaliza el paro. El viernes, 17 de agosto, el amplio salón se hallaba materialmente lleno de obreros…La discusión, como digo, fue breve. La asamblea sancionó la conducta de los obreros en huelga y aprobó las reclamaciones acordadas por las directivas:

  1. Reforma por acuerdo entre las partes del reglamento de régimen interior
  2. Aumento salarial de 3 reales para quienes cobren menos de 11; de 2 para los de 11 a 16, y de uno para los de más de 16.
  3. 10% de incremento para destajistas.
  4. Mínimo de 11 reales para los ancianos, cuyo sueldo fue rebajado a 2 pesetas hace ya tiempo.
  5. Despido de José Palacios.


Se inicia una lucha terrible que durará seis meses; la SMDF quiere ser ejemplo para la patronal, CNT quiere demostrar la fuerza de la organización sindical. Se pondrá a prueba la solidaridad de la Asturias proletaria, que responde como es habitual; en todas partes se recauda para sostener a los huelguistas, pero la larga duración del conflicto genera dificultades a los más débiles: se acaban los fondos del Centro obrero, lo que viene de fuera no es suficiente, se plantea llevar a los niños a otras localidades para que al menos puedan comer…
Centro obrero La Justicia (fecha indeterminada)
En este contexto, en septiembre, tiene lugar una asamblea fundamental para entender las diferentes formas de pensar en el seno del movimiento obrero asturiano. Se reúnen en el Centro obrero La Justicia delegados de Gijón, Oviedo, Mieres, Avilés y Langreo. Iniciada la asamblea Teodomiro Menéndez informa de que la empresa tiene en estudio unos planes de re-estructuración en los que duda si volver a abrir o no; en caso afirmativo avisará en su día. Rodríguez de La Felguera dice que no pretende marcar rumbos a la asamblea, pero se debe tener en cuenta que la empresa Duro-Felguera mantiene en su destino a todos los empleados de la Fábrica, y circulan rumores insistentes de que ésta se abrirá en breve con obreros esquiroles. Se discuten diferentes posiciones sobre qué deben hacer el resto de las localidades para apoyar la movilización. Riestra (José María Martínez, dirigente de CNT, con nombre supuesto porque andaba perseguido) cree que la línea a seguir es: primero, boicot a los productos de Duro; segundo, declarar la huelga en los grupos mineros de la Empresa; tercero, declarar la huelga general en la provincia.
Manuel Llaneza habla en nombre del Sindicato Minero; echa balones fuera, dice que el organismo que representa no le confirió poderes para discutir estos asuntos. Nadie se cree que el líder del sindicato no pueda decidir, entonces, a título personal, opina en sentido negativo, por entender que el sostenimiento de 5.000 mineros en huelga sería difícil. No considera que la solución sea que la minería deje de producir. Los ferroviarios aseguran que se puede contar con ellos para el boicot. Se suceden turnos de palabras bien bonitas, pero sin soluciones prácticas; la única forma de doblegar a la dirección es que pare toda la empresa, pero los socialistas no están por la labor. Vigil propone que, como irán a Madrid al congreso del PSOE, él y Teodomiro Menéndez se entrevisten con el presidente del gobierno para solucionar el tema.
Aquilino Moral será uno de los represaliados por esta huelga, no es de extrañar que manifieste en sus memorias su descontento con los socialistas. José María Martínez (Riestra) usó la vena sarcástica: Para demostrar que tenían sentido común y sentimientos altruistas propusieron –sin ruborizarse- que se nombrara una comisión para ir a Madrid a contarle al buen Canalejas, que los obreros de La Felguera pasaban hambre y estaban compungidos, para que el pobrecito, condolido por la súplica, hiciese algo por los hambrientos. ¡Pobre socialismo! (Artículo en El Libertario citado por María Ángeles García Alonso)
El caso es que la cerrazón de Llaneza impidió la única medida que podría doblegar a Duro, parar todas sus minas. No solamente se negó a discutir la posibilidad de huelga, sino que incluso se posicionó contra su compañero Teodomiro que, más sibilinamente había dicho que el hecho de no optar por el momento la declaración de huelga general ni ninguna de las medidas radicales que se insinuaron en la asamblea, no quiere decir que se rechace la idea de hacerlos más adelante, si las circunstancias así lo aconsejan. Las condiciones jamás podrían darse, porque Llaneza rechazó incluso la posibilidad de plantear el tema en los pozos. El Sindicato no tolerará que la campaña de agitación y simpatía se lleve a cabo en los grupos mineros. Cuando menos, los socialistas decidieron apoyar económicamente a los trabajadores en lucha; era lo mínimo que se les podía pedir. Zapico, el corresponsal, cerraba: Aquí termina esta célebre asamblea, en la que se ahondaron aún más las ya grandes divisiones que separan a los obreros asturianos. ¡Una lástima! Decimos nosotros.
Va terminando el año sin soluciones, los huelguistas desgastados, si bien el apoyo de las mujeres resulta fundamental para mantener el espíritu. Los más nerviosos generan problemas de orden público, un juez amenaza con meter en la cárcel a medio Langreo, la empresa aguantando con esquiroles…El primer artículo del año nuevo relata la mala fe de los jerarcas de la Duro; cuenta el corresponsal que …partió a la fábrica una comisión encargada de hacer las gestiones para la solución del conflicto, compuesta de representantes de Oviedo, Gijón y Avilés, acompañados de un huelguista, con objeto de solicitar audiencia del Señor Rubiera…Este señor, asomado a uno de los balcones de las oficinas, miraba entre sonriente e irónico a la comisión. Y el portero afirmaba, con la seriedad a que obliga una orden dos horas antes dada, que el señor administrador se hallaba ausente.
Los nervios aumentan, de tal modo que el Día de Reyes se produce una reyerta que está a punto de originar una seria desgracia. Viene una comisión junto a varios huelguistas caminando desde Sama hacia La Felguera. A la altura de la Venta del Pino vive José Palacios; parece ser que les dijo algo (él lo niega), se cruzaron palabras, llegó un cuñado, se pasó a los puños, y luego hubo tiros. Palacios resultó herido de bala, la Guardia Civil solucionó el incidente a culatazos, disparos de fusil y detenciones de madrugada; hasta diez, incluyendo,-faltaría más-, al comité de huelga.. En ese momento había asamblea en La Justicia, el amplio local estaba casi lleno de obreros, cuando llegó la noticia de lo ocurrido, algo corregida y aumentada, produciendo la consiguiente alarma, y quedando el concurrido centro vacío en menos que se dice.
A ninguno de los detenidos o cacheados se encontró armas, fueron puestos en libertad a la mañana siguiente, si bien hubo medidas cautelares. El presidente del comité de huelga, Elías Fonseca, desmiente el rumor de haber sido torturado; el presidente de la agrupación socialista se queja de ser detenido y conducido esposado, pese a no tener nada que ver con los hechos. La gravedad de los sucesos hizo que saltaran voces llamando al diálogo, reclamando la presencia del gobernador civil y exigiendo soluciones. Por fin, -más vale tarde que nunca-, una parte de la minería se pone en huelga, empezando por La Nalona, de la propia Duro, con Lláscares, La Moral y otras hasta contar 800 personas. Apoyo efímero, porque la mayoría sólo paró una jornada.
No sin reticencias se encarga la mediación a Teodomiro Menéndez, que cierra un acuerdo con la empresa absolutamente desfavorable a los trabajadores. Ni siquiera fue capaz de hacer que Duro mantuviera la promesa de no tomar represalias; cuando reabrió a Fábrica los trabajadores tuvieron que pedir individualmente la readmisión; Aquilino Moral: En agosto de 1912 surgió una huelga en Sección fábricas de Duro-Felguera y ella tuvo la duración de 6 meses terminando con la derrota de los trabajadores. Al salir la Empresa triunfante, la dirección no se conformó solo con no dar nada de las peticiones que habían motivado el conflicto, sino que para la reanudación del trabajo en la industria eligió entre los trabajadores que se habían declarado en rebeldía igual que si de fruta se tratara. Fue una selección espantosa la que los Urquijo y compañía hicieron en nombre de Dios a quien iban a adorar diariamente a la iglesia. Yo fui uno de los señalados para la selección. Muchos de los represaliados se fueron a otros lugares en busca del pan de cada día (algunos al extranjero) y los que quedamos en La Felguera en su mayor parte no hemos tenido más remedio que ir a trabajar a la mina, trabajo que nos era completamente desconocido. Las sociedades obreras tardarían en levantar cabeza. 
El día 20 de enero de 1913, cinco meses y medio después de estallar el conflicto, para dar a conocer los resultados de la reunión con el Sr. Rubiera (esta vez sí estaba en el despacho), se convoca a los trabajadores. Grande era la concurrencia… A propuesta del presidente parten hacia la fábrica todos los reunidos y a los diez minutos, más de 600 personas esperaban turno para cumplir la solicitud. Cuatro oficinistas no daban abasto a cubrir papeles.
Las listas negras, la persecución a cualquiera que fuera sospechoso de haberse movido, las explica con detalle el libro Los vencedores de Manuel Ciges, a propósito de un caso similar, la güelgona en Fábrica de Mieres, de los Gilhou, seis años antes. Resume muy bien Ernesto Burgos en el prólogo: Hubo más de 700 despedidos, a los que se prohibió buscar trabajo en otras empresas controladas por la poderosa Fábrica de Mieres; las viviendas pertenecientes a la empresa cambiaron de inquilinos y muchas familias tuvieron que retornar a sus provincias de origen…El abuso se completó con la apertura de un nuevo proceso de incorporación en el que se perdía la antigüedad…Por supuesto quedaron excluidos los sospechosos de haberlo apoyado, pero también se aprovechó para rejuvenecer la plantilla dejando fuera a los mayores y a quienes tenían algún achaque, que en muchos era consecuencia de su trabajo en la misma Fábrica.
En 1913 la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera multiplicó por tres sus beneficios; el consejo de administración estaba presidido por Estanislao de Urquijo, marqués de Bolarque.
______________________
Referencias bibliográficas:
  • Barrio Mª Ángeles. Anarquismo en Asturias 1890-1936. Tesis doctoral. Universidad de Cantabria. Santander 1986.
  • Ciges Aparicio Manuel. Los vencedores. Editorial Sangar. Asturies, 2015.
  • Folleto. Álbum de fotos antiguas de Langreo. Consejo local de la juventud. Langreo, 1987.
  • Aquilino Moral Menéndez. Mis memorias. Folletos del Ateneo, Cuadernos de historia. Ateneo Obrero. Gijón 2003.
  • Ojeda Germán. Duro Felguera. Historia de una gran empresa industrial. Ediciones Nobel. Oviedo, 2000. Obra financiada por la empresa con motivo de su centenario.



jueves, 28 de julio de 2016

El capitalismo tiene los siglos contados.


Tampoco esta vez cobrará nada por ello. El Copyright, o sea, los derechos de autor de esta frase son de Víctor Ríos (El viejo topo); nos la regaló en la II Escuela básica de verano. Contra el paro y la precariedad. Hablaban él y Germán Vivas (El último cero), con Francisco González (Parad@s) como moderador, de las dificultades para desarrollar una información alternativa; el título de la charla también era sugerente, “El periodismo de la hormiga y el periodismo del hormigón. Es decir, cómo intentan manipularnos desde los medios aparentemente profesionales, vendidos con armas y bagajes al campo del Capital (Malcolm X, “si no estáis prevenidos os harán amar al opresor y odiar al oprimido”). La necesidad de que quienes no comulgamos con ellos, de quienes buscamos una sociedad más humana,  podamos desarrollar herramientas propias de comunicación masiva; la dificultad para mantenerlas.
Víctor Ríos, Paco González, Germán Vivas
Miguel Luis García, presidente de Parad@s en movimiento, nos dio la bienvenida a primera hora de la mañana en el Centro cívico La Pilarica, de Valladolid, con el vídeo de resumen de las actividades de su admirable asociación y el final con la fábula del colibrí: La selva en llamas, el más diminuto de sus moradores, el colibrí, carga en cada vuelo un buchito de agua y lo vierte sobre las ramas. ¿Estás loco?, le advierte el puma, ¡no ves que te vas a achicharrar! Sin inmutarse, el mínimo pájaro le subraya, Yo hago mi parte.
Apertura de la II Escuela de verano. Contra el paro y la precariedad
Aquí estamos reunidas, para hacer nuestra parte de la tarea, para combatir el incendio de la injusticia social, personas que hemos llegado desde la Capital del Reino, desde Catalunya, Andalucía y Extremadura; desde las Asturias, la transmontana y la cismontana, desde Aragón, Castilla y el País Valençiá. Un programa atractivo, denso y ambicioso; útil, sobre todo.
Luis Carro. Rita Sánchez
La primera mesa con Luis Carro (Universidad de Valladolid) y Rita Sánchez (Parad@s) nos muestra Observal (Observatorio de validación de competencias profesionales), una herramienta europea, nacida en Francia hace treinta años, que quiere enseñar a las personas a valorar sus habilidades. Carro: “La gente puede no tener títulos, pero tiene variadas competencias profesionales; el ejemplo más significativo es el del ama de casa, que realiza con eficiencia infinidad de tareas diariamente y sin embargo cree que no sabe nada”.  Sánchez, es organizadora del Servicio de empleo de Parad@s, ante la inutilidad del oficial: “El Balance de competencias da autoafirmación a los parados, sobre todo los de larga duración”.
José Martín, Beatriz Amo, Oscar Reina, Lola Miralles, Rosa Gómez
El sindicalismo de hoy contó con la presencia de Oscar Reina (SAT), Beatriz Amo (CNT), Lola Miralles (Trabajadores unidos de Renault), Rosa Gómez (Bloque obrero), con la moderación de José Martín (Parad@s). Advertencias sobre el peligro del lenguaje, cómo los medios maquillan las situaciones La Inspección de trabajo y la Seguridad social colaborando con las grandes corporaciones industriales. La desconfianza generalizada hacia los sindicatos y comités de empresa institucionalizados, la trampa en que caemos cuando asumimos ese invento de “la clase media” Ya nadie se define como obrero. La necesidad de negarse a admitir los despidos como algo lógico e irremediable. La desaparición de los convenios, los contratos de tiempos mínimos, el individualismo, la competencia entre trabajadores. Reina (SAT), el sindicalismo ha perdido masa muscular. Desde Renault (Miralles) nos ponen ante el carácter internacional de la solidaridad: competir con otras plantas por el obtener el nuevo modelo de vehículo, que garantice pedidos por varios años, puede significar renunciar a derechos laborales; es más lógico repartir el trabajo existente entre todas las factorías. No perdamos la Dignidad.





No sólo de palabras vive el ser humano, sino de la comida física preparada y servida por las buenas gentes de Parad@s, de la bullanga reivindicativa de El duende eléctrico, y del alimento de la camaradería entre las huestes trabajadoras de todo el Estado. Desayuno, almuerzo y cenas, modestas aunque con fundamento, se sirvieron en la sede social; precio módico, lo que cada una pudiera aportar. Alojamiento en las casas ofrecidas por las amistades pucelanas o el polideportivo, que es buen acomodo cuando se está avezado.
La palabra "decrecimiento" había sobrevolado esta mesa, la siguiente entró a saco en el tema, Ecología y acción social. Partió Javier Gutiérrez (de Ecologistas en acción, como su compañera en la conferencia) del último documento de la OCDE que explica las cantidades ingentes que deberán gastar las generaciones futuras para limpiar nuestras inmundicias. Siguió con el informe que Donella Meadows publicó en 1972, capitaneando un equipo multidisciplinar del MIT, para el Club de Roma y que ya entonces se titulaba The Limits of Growth (Los límites del crecimiento). Yayo Herrero subrayó la importancia de ir suprimiendo trabajos socialmente innecesarios para desarrollar los que son real y socialmente necesarios, como producir alimentos, por claro ejemplo. Tocó un tema que recorrió todas las mesas: la inutilidad de la presencia de personas honradas en las instituciones políticas si no se complementa con una sociedad civil organizada y participativa.
Rita Sánchez, Yayo  Herrero, Javier Gutiérrez
Sea como fuere, el desempleo va a seguir existiendo, es una afirmación que trae un corolario: hay que proteger a las víctimas; la Carta social europea es una herramienta posible, para hablar sobre ella y la Renta básica contamos con Hontanares Álvarez (Renta básica madrid), José Luis Cabello (Frente cívico Zaragoza), Jorge Martín (Marea básica Madrid), Ramiro Pinto (Arensi), coordinados por Luis González, (Asamblea ciudadana de Valladolid). El movimiento que exige el cumplimiento de la Carta social europea va a presentar demandas judiciales contra el Gobierno español por desprotección de su ciudadanía y por el incumplimiento de los acuerdos europeos que ha firmado. Nadie por debajo del umbral de la pobreza; nadie en el Estado español por debajo de 663’41 €/mes (dato 2914)
Jorge Martín, Ramiro Pinto, Luis González, José Luis Cabello, Hontanares Arranz

Pilar Salan, Ramón Franquesa
Librarse del euro es la propuesta del libro que editó Ramón Franquesa (profesor de la Universitat de Barcelona), participante en la siguiente ponencia con Pilar Salan (Plataforma ciudadana auditoría Deuda). El movimiento por la salida de la moneda única habla de recuperación de la soberanía económica y, por ende, de la política, para evitar el desastre al que la Europa del norte quiere condenar a la del sur. Nos anuncia una próxima conferencia a desarrollar en Barcelona a finales del mes de septiembre, para profundizar en los análisis que se empezaron a hacer colectivamente en 2013.

Mª Ángeles Leal, Laura Negrín, Toni Carrión, Aurelio, Mariano López, M. A. Fernández, Manuel Alonso, Manuel Cañada
En definitiva, La lucha es el único camino. Ésta es la conclusión de la jornada de trabajo. Para cerrar, representantes de diferentes movimientos contaron sus experiencias, sus preocupaciones y sus expectativas; hablaron de que llegar a las instituciones está bien, pero para hacer tarea es menester que el conjunto de la sociedad que vive de su trabajo se mantenga activa y quienes han llegado a los parlamentos escuchen más que hablen; de lo contrario volverá a oírse por las calles eso de “no nos representan”. En la mesa Mariano López (Aturats de Horts), Manuel Alonso (Asamblea de parados de Burgos), Toni Carrión (Sillas contra el hambre, Valencia), Mª Ángeles Leal (Corrala Utopía, Sevilla), Manuel Cañadas (Campamentos Dignidad, Extremadura), Aurelio Villanueva (Plataforma trabajadores en paro, San Blas-Canillejas), Laura Negrín,
(Unificando las luchas, Madrid) y el que suscribe, caminante con la Columna asturiana de las Marchas de la Dignidad. La situación se va a complicar, desde Europa exigen más recortes sobre lo ya recortado, pero no faltan voluntad, deseos de unidad (quien aquí venga deje el carné del partido a la puerta), ni armas. Ideológicas, por supuesto, porque, aún cuando el capitalismo tenga los siglos contados, habrá que empujarlo un poco.
Como todo el mundo usó citas literarias, vas a permitirme que cierre este artículo con una que está escrita en una de las lenguas que según la ONU corre peligro de extinción, el asturiano. Hace algo de tiempo que un grupo de jóvenes señala su hambre por la poesía, social en ocasiones; Fame Poétika, se nombran. De uno de ellos, Diego Solís, tomo unos versos de “Nun tenemos otru camín”, o sea, que no nos queda otra que pelear, como decíamos antes:
A mí quédesme tú
Y un exércitu que nun aprendió a ganar guerres,
pero tampoco a rendise.
Nin en los peores suaños.
Compañeras, compañeros: No nos rendimos. No entra ni en la peor de nuestras pesadillas. Gracias a todas las personas que participasteis en la Escuela y particularmente a quienes desde Parad@s en movimiento cargaron con el peso organizativo, tan generosamente. Hasta pronto. 


Para más información:
__________________________________________________________________________________________________________
  • Parad@s en movimiento: C/ Puente la reina, 22. Valladolid. Tfno 983 15 20 50 
  • Observal: www.observal.es
  • Carta social europea: http://mareabasica.es
  • Vídeos de las mesas grabados por Parad@s en movimiento. Pongo como referencia uno de los más interesantes, a la par que más breve, con Yayo Herrero y Javier Gutiérrez de Ecologistas en acción.